SUBURGATORY 1x01 Piloto


¡Al fin! Ya era hora de encontrar una serie nueva que me gustase y que no tuviese que justificar el seguir con ella con un 'es tan mala que divierte'. Tampoco nos vayamos a pensar que estamos ante el gran estreno de la temporada, pero es cierto que jugaba con algunos elementos con los que me tenía convencido de antemano.

Suburgatory forma forma parte de la noche de comedias de la ABC y tiene mucho en común con sus compañeras (Modern Family, The Middle), es también una serie familiar pero con algunos elementos que la hacen un poco mas irónica de lo que se podría esperar de este tipo de sitcoms. En este caso, la protagonista, una adolescente que vive con su padre se ve arrastrada a los suburbios de Nueva York (esos perfectos barrios residenciales que hemos visto mil veces), donde se encontrará la fauna típica de este lugar en el que no conseguirá encajar.

Suburgatory recuerda a Awkward en la forma de ver la vida que tiene su protagonista, también es un poco Chicas Malas a la hora de retratar el instituto y un poco American Beauty en versión light cuando habla de las miserias que esconden esas fachadas de perfección. Una combinación prometedora, que de primeras nos ha dado un piloto con sus dosis de mala leche, pero también de ternura. Si continúa explotando la visión más esperpéntica de los suburbios puede dar como resultado una comedia interesante.

De momento, yo me subo al carro de Suburgatory mientras no pierda fuelle y no se endulce más de la cuenta.

PAN AM 1x01 Piloto


Finalmente llegó el piloto de Pan Am, esa serie que seguía a las primeras azafatas de vuelo allá por los años sesenta y una de las pocas esperanzas que nos quedaban de encontrarnos con un buen estreno. Y de primeras, el resultado me ha dejado bastante frío. Diría que decepcionante, sobre todo tras leer algunas críticas positivas sobre este primer episodio.

Pan Am se emitió tras Mujeres Desesperadas y se nota su influencia a la hora de mezclar géneros un poco dispares en un mismo programa, tenemos melodrama de época aderezado con una trama de espionaje durante la Guerra Fría. Pero lo que funcionaba en la serie de Marc Cherry, aquí no encaja y chirría en su intento de acoplarlas. Buscan darnos una trama horizontal a lo largo de la temporada para tener algo a lo que agarrarnos más allá de como van a ser los pasajeros que atenderán en el correspondiente episodio, pero no llega a cuajar. Habrá que esperar a ver si en futuros episodios adaptan ambas facetas con más tino.

Pero lo que hizo que el piloto no me convenciese fue su reparto. Repleto de actrices vulgares que no consiguen transmitir lo más mínimo al espectador. Parecen más preocupadas por dar el perfil que se espera de ellas (guapas y estupendas con sus uniformes azules, eso sí), pero sin un mínimo de personalidad. Aunque los guionistas intentaron, a través de los flashbacks, que nos involucrásemos con ellas, su falta de nervio y matices lo impedían. Pero es que además, esto era más evidente por culpa de la presencia de Christina Ricci, que consiguió atrapar todo mi interés pese a contar con menos escenas que el resto de compañeras. Esperemos que el cast despierte y pueda ponerse a la altura de esta actriz.

Visualmente, es una serie muy atractiva, con sus colores azules y pasteles, pareciendo en algunas ocasiones que estamos contemplando un anuncio de barbies, todo muy plástico y perfecto. Por lo demás, mientras veía el episodio tenía la molesta sensación de estar siguiendo una serie salida de la cadena Lifetime, es decir ñoña, cursi y abanderando un discurso aparentemente feminista que no va a ningún lado.

Seguramente vea su segundo capítulo, pero sólo por Christina Ricci. Por ahora Pan Am me ha parecido una serie del montón, sin nada destacable e incluso un poco confusa en sus aspiraciones, con una mezcla de géneros torpe y poco natural. Además su casting de actrices es tan plano que convierten al ficus de la esquina en un digno aspirante a ganador del Emmy (espero que hayan dado algunas clases en el tiempo libre que les deje el rodaje). Vamos, que mucho tienen que mejorar para que pueda ser, como ya se la ha llamado, la heredera de las Mujeres Desesperadas.

CHARLIE'S ANGELS (2011) 1x01 Piloto


Y otro piloto desastroso más. Creo que ya he perdido la cuenta. Para un año que decido echarle un vistazo a todas las nuevas series posibles y esto se está convirtiendo en un sufrimiento, una lenta agonía que no tiene fin. Exageraciones a parte, el remake de Charlie's Angels no hay por donde cogerlo. No se decanta por la acción en la línea de Alias o Nikita, ni opta por el cachondeo y la desvergüenza de sus homónimas cinematográficas. Se queda a medio camino, sin convencer ni a unos ni a otros. Por mi parte, que no cuenten conmigo.

Esta temporada 2011 no está habiendo una gran cosecha teléfila y por lo que ya llevo visto, todavía no ha habido nada que indique que vayamos a encontrarnos con una gran sorpresa. Los pilotos se catalogan en una escala que va de malérrimos (pero disfrutables por ello) a malos y simplemente olvidables como valoración más positiva. Reconozco que me he quedado con unos cuantos, pero ninguno de ellos por su calidad, sino por dejar escoger a ese lado menos exigente que tengo. No soy de los que creen que tras la magnífica cosecha del 2004 la televisión nunca volvió a alcanzar ese nivel. En menor medida, pero aún así hemos continuado teniendo grandes estrenos (un buen ejemplo sería The Good Wife). Pero por ahora, este año no se está viendo nada de eso.

Volviendo a la serie que iba a reseñar, no hay mucho más que decir. Las tres actrices no pasan de ser meras barbies con nula personalidad y muchos morritos, intentando disimular su falta de talento interpretativo a base de miradas lascivas y trasnochado girl power. Son tres mujeres atractivas, pero de presencia tampoco van sobradas, demasiado intercambiables y sin un mínimo atisbo de profundidad a los que agarrarse.

Resumiendo, Charlie's Angels por ahora no sirve ni de placer culpable. O se toman más en serio (no por favor) o buscan un tono kitsch que debían haber abrazado sin dudarlo en este piloto.

THE PLAYBOY CLUB 1x01 Piloto

 Qué fácil es hablar de series malas. Y 'The Playboy Club' lo es. Quizás estoy siendo muy duro, pero cuando te miras en el espejo de Mad Men o lo haces muy bien o tienes todas las de perder. The Playboy Club se planteaba como la contrapartida de la NBC a la serie de los publicistas, el parecido iba  más allá de su ambientación, de sus hombres fumando y el machismo que imperaba. Aquí también hay un protagonista masculino, atractivo y centro de la historia, y una joven que busca abrirse camino. Por desgracia el personaje principal no está interpretado por un inspirado John Hamm, sino por un mediocre Eddie Cibrian.

 Y es ese quizás es el mayor handicap de este piloto, desde sus actores, pasando por su guión y por su dirección artística, todo apesta a mediocridad. No hay nada destacable, los diálogos son torpes y obvios, la ambientación plana, las bellezas de las chicas no embelesan, sus capacidades actorales tampoco convencen y a su protagonista, sólo le vemos intentar parecerse a Don Draper (sin conseguirlo).

Con todo esto ya es difícil disfrutar del capítulo, me sentía igual que si lo estuviese viendo con un constante zumbido de fondo. Si no tuviese como referente a la serie de la AMC quizás no me habría molestado su falta de todo. Pero es que, ni los personajes son llamativos, ni parecen tener un mínimo de profundidad más allá de ser los estereotipos vistos mil veces: la rubia buena e inocente, la vieja gloria que se hace mayor y hará la vida imposible a la novata, el mujeriego protagonista... Por lo tanto, todo lo que suceda, por un lado nos da igual y por otro, no nos anima a ver un segundo capítulo. Casi mejor, ya que tras sus cinco millones de espectadores, y teniendo en cuenta lo fallido de su piloto, tiene los días contados.

'The Playboy Club' está falta de ritmo, de personalidad y curiosamente, de sensualidad. ¿Cómo es posible hacer una serie con conejitas playboy que resulte tan poco sexy? Lo único bueno que se le puede sacar a este piloto, es que sirve para valorar mejor las buenas series, para ver que no es tan fácil hacerlas y que los buenos diálogos tienen gente con talento tras de si.

HOMELAND 1x01 Piloto

 La paranoia post 11S en la que cualquiera puede ser un terrorista en potencia no parece haber desaparecido diez años después de los atentados contra las Torres Gemelas. El extraño sigue siendo una amenaza, pero lo que es peor, el que es como nosotros también puede serlo. Los terroristas atacaron una vez, pueden volver a hacerlo en cualquier momento y ya ni siquiera puedes fiarte del amigo al que creías conocer. Todos somos potenciales enemigos y por tantos todos somos susceptibles de ser vigilados.

Este miedo ya quedó explorado con maestría en Battlestar Galactica con sus cylons de apariencia humana o en 24 con sus infiltrados en la UAT. La América tras el 11S ha pasado a temer a cualquiera y ya ni sus héroes de guerra parecen estar a salvo. En Homeland, la analista de la CIA Carrie Anderson desconfía del recién aparecido sargento de la marina Scott Brady, tras un secuestro de ocho años en Irak. Visto por todos como un héroe de guerra, ella sólo percibe un regreso sospechoso y una posible amenaza encubierta. ¿Paranoia o una visión afinada?

También parece que encontramos una reflexión similar a la que se hace en La vida de los otros, sobre la privacidad y el voyeurismo, sobre olvidar los vacíos propios llenándolos con las miserias ajenas. Olvidar soledades espiando las vidas de otros.

El comienzo de Homeland es prometedor. En cierto modo parece que nos encontramos con un 24 protagonizado por el personaje de Chloe. En esta ocasión no seguimos a un agente que caza terroristas a lo largo y ancho de Los Ángeles, sino a una analista, con la que si parece compartir el lema 'El fin justifica los medios'. Carrie Anderson no tortura para obtener la verdad de sus sospechosos, pero igualmente vulnera sus derechos básicos en su búsqueda, puede que justificada o puede que no, de la seguridad de su país.

El primer capítulo anima a seguir con una serie que por su planteamiento parece más propio de un formato limitado, como una miniserie, que de un programa de largo recorrido. Reencontrarse con Claire Danes en televisión quince años después de que hiciese Es mi vida (My So-Called Life) es un plus y Damian Lewis con su inexpresividad es una elección acertada para el traumatizado sargento. Será interesante ver por donde va la historia y si la reflexión sobre el terrorismo no queda excesivamente maniquea.

WHITNEY CUMMINGS: Comedia noventera

Este año, la cómica Whitney Cummings presenta dos nuevas series en televisión: 'Whitney', emitida en la NBC y protagonizada por ella y '2 broke girls' que se puede ver en CBS y de la que ella es productora ejecutiva. Mucho se ha hablado de la revolución de las comedias, que en los últimos años parecían huir de las risas enlatadas y optaban por formatos más novedosos. Incluso, programas tan familiares como Modern Family le dieron una vuelta a su género siguiendo las técnicas del mockumentary. Pero ante todo esto, Whitney Cummings parece haber hecho oídos sordos y sus dos nuevos programas parecen rescatados de una parrilla televisiva de los años 90.

Cuatro decorados, público en directo (pueden ser ciertas, pero esas carcajadas parecían añadidas en post-producción) y chistes continuamente interrumpidos por risas y aplausos. Este tipo de comedia puede resultarnos rancia, pero si sus gags son efectivos y la química entre sus personajes funciona, se puede pasar por alto. Sólo hay que ver la segunda temporada de The Big Bang Theory. El problema está cuando los chistes no tienen gracia alguna y las carcajadas están excesivamente altas. El contraste hace más mal que bien, evidenciando la ineptitud de unos guionistas que han considerado graciosas bromas tan tontas.

Whitney es pésima. Los diálogos entre la pareja protagonistas, que deberían ser rápidos y chispeantes, no pasan de meras bromas de un aspirante a guionista. Los secundarios no tienen gracia alguna, extremos y estereotipados, pero sin una sola línea divertida. El único momento que consigue sacar una sonrisa no compensa el resto de un piloto desastroso y rancio, que pretende hacernos reir con los intentos de romper la rutina por parte de una pareja formada por una mujer irritante y un tipo con la misma presencia que una ameba.

2 broke girls por su parte corrió mejor fortuna. Tanto en resultado final, como en audiencias, que se aprovechó de los 27 millones de espectadores que asistieron al estreno de la nueva temporada de Dos Hombres y Medio con Ashton Kutcher y sin Charlie Sheen. Esta comedia de dos camareras con personalidades completamente opuestas, pero que a pesar de sus diferencias se harán amigas, no ofrece nada rompedor, pero al menos consigue sacarnos alguna carcajada. Su humor de trazo gordo funciona y las dos actrices protagonistas, pese a arquetípicas, convencen. Por como estaba construido el piloto, los secundarios apenas tuvieron tiempo de aparecer para saludar y tendremos que esperar hasta el segundo capítulo para ver que esperar de ellos.

 Con las comedias, lo mejor es esperar varios episodios para dejarlas asentarse y dar tiempo a los actores y  guionistas a que se acomoden y encuentren el tono adecuado. Por eso, normalmente les doy un par de capítulos más, pero para ello, al menos tiene que haber algo que me llame la atención. Whitney me parecíó tan pésima, que no pude encontrar nada a lo que agarrarme en espera de una mejora, por ello ha quedado fulminantemente descartada de mi lista de series. En cambio, '2 broke girls' parece que puede llegar a ser bastante divertida, siempre y cuando tengamos en cuenta que no va a renovar el género, ni nada por el estilo.

EL ÁRBOL DE LA VIDA

 Ver 'El árbol de la vida', último trabajo de Terrence Malick, es toda una experiencia. Y ya no sólo por la película en si misma, sino por ser testigo de como reaccionaba la gente a la proyección. Desde los primeros espectadores que se levantaron a los cuarenta minutos, a los que siguió un continuo goteo de personas, que suspiraban aliviados nada más cerrar la puerta de la sala o finalmente los que aguantaron hasta el final retorciéndose en las butacas. Los comentarios que se escuchaban en la cola de salida de la sala variaban desde la decepción hasta la mayor de las indignaciones. Siempre es curioso ver una película que genere estas reacciones y que al menos, no deje indiferente al público (aunque parte de este haya huido despavoridamente de la sala).

Por mi parte, 'El árbol de la vida' me convenció. Pero creo que la clave para conectar con el film es recibirla desde una óptica emocional, no intentar racionalizarla y simplemente dejarse llevar por las emociones que sugiere. Es una reflexión sobre la vida, entendida como algo cósmico a la vez que como algo pequeño y mundano. Es un discurso que no nos apela de forma cerebral, sino a través de sugerirnos una serie de emociones. Imágenes grandilocuentes, maravillándonos ante la fuerza de la naturaleza, de la creación y anclando todo esto en la historia de una familia.

Desde el principio, es un film que deja al espectador la interpretación de sus imágenes. ¿Es una película religiosa? La elección está en la mano de quién lo ve, Malick no quiere adoctrinar y te permite escoger tu propio camino. Los personajes se preguntan, pero las respuestas no llegan ¿El silencio de Dios?¿La indiferencia de la naturaleza?

Lo grande enlaza con lo pequeño, el big bang con el nacimiento, la creación de la vida con la formación de una familia. La dureza de  la naturaleza contrastada con la rigidez de un padre que obliga a su hijo a llamarle de señor. La mirada de un niño que se va llenando de resentimiento. El amor como motor, las vidas que se enlazan como un árbol que se retuerce hacia el cielo. Y la muerte.

El árbol de la vida es un canto a la creación que empieza con una muerte. Y no una cualquiera, sino la más terrible. El dolor que borra lo que nos rodea, los arrepentimientos ya inútiles y una fecha. Un momento que nos vuelve a llevar a esos años. El amor fraternal como base, como reencuentro con nuestras raíces. Un instante que nos arrastra durante años.

Y todo esto, guiados por una música que nos conduce, que nos acompaña durante este viaje de los sentidos, desde el principio de los tiempos, hasta el final de todo. Hasta el reencuentro con uno mismo y con todos aquellos que han formado parte de nosotros.

¿Pretenciosa? ¿Vacía? ¿Aburrida? ¿Superficial? Puede parecer que sí, si la analizamos friamente. Pero este es un poema visual que nos canta al corazón, que a través de una historia concreta, nos habla a todos nosotros.

COLOMBIANA: La Nikita de Zoe Saldana

Tras presenciar el asesinato de sus padres por parte de uno de sus socios, la joven Cataleya tendrá que huir y esconderse con un tío suyo. A lo largo de los siguientes quince años se entrenará como asesina profesional, con la idea de llevar a cabo una venganza contra aquellos que destruyeron su familia. La nueva película producida por Luc Besson nos recuerda a Nikita, con una asesina a sueldo que usa los métodos de los mejores ladrones y la frialdad de cualquier sicario para llevar a cabo su trabajo.

Colombiana es una película entretenida, con un personaje femenino fuerte consumido por el ansia de venganza. Las escenas de acción están bien llevadas, como la huida de Cataleya a través de los tejados de una ciudad de Colombia o el primer asesinato que vemos, resuelto en la mejor tradición de ladrones de guante blanco. El problema se encuentra en las cantidad de tópicos que maneja y en su decepcionante resolución.

Ver esta película en versión original resulta cuanto menos ridículo al escuchar hablar a los personajes colombianos entre si en una mezcla absurda de spanglish. Los tópicos abundan por doquier y uno la disfruta mas por reconocimiento de situaciones que por su originalidad o sorpresa. No se deja de tener la sensación de ver un capitulo perdido de la nueva Nikita o de Alias. A esto último contribuye la presencia de Michael Vartan, conocido por su sosainas Vaghn, la contrapartida romántica de Sidney Bristow.

Pero el mayor lastre de la película está en su último acto. Cuando construyes una historia en torno a una venganza, esta debe superar, o al menos alcanzar, las expectativas que has creado al espectador. Cuando vemos finalmente a Cataleya enfrentarse a su némesis, todo se resuelve de forma atropellada y mucho menos elaborada de lo que debería. Ya tendría que haber echado Luc Besson un vistazo a resoluciones de otras venganzas mucho mejor llevadas, como las de Old Boy o Kill Bill.

Con este film, la sensación que a uno se le queda es la de contemplar a un personaje que con un mayor recorrido y desarrollo podría haber dado lugar a una serie interesante. Lo único que vemos de Cataleya son sus deseos de venganza, pero apenas queda dibujado el interesante proceso de autodestrucción que eso conlleva, ni se cuestiona al personaje, algo que habría añadido algún doblez a la película. Destacar la curiosa presencia de un Jordi Mollá al que tienen encasillado en Hollywood en papeles de narcotraficantes bastante chungos (de algo tendrá que comer).

Colombiana es una película entretenida, con una Zoe Saldana que no lleva mal el peso principal de la película, rodada con eficacia, pero decepcionante en su conjunto. En resumen, cine de usar, tirar y olvidar.

RINGER 1x01 Piloto


Ringer ya ha llegado y por lo que se ve, era un estreno bastante esperado en la blogsfera. Todos esperábamos una serie terrible, pero aún así, ahí que nos hemos lanzado. Ya han hablado de ella Critico en serie, Inquisitore televisivo o Chica de la tele Por lo que voy a limitarme a comentar algunos detalles que me llamaron la atención:

- Para los despistados, esta serie va de gemelas, una rica y otra pobre, una buena y otra malvada, suplantaciones, muchos secretos, culebroneo y descubrimientos shockeantes. Vamos, todo muy Antena 3 sábado medio día.

- El comienzo fue un poco deja vu (¿guiño?) de 'Sé lo que hicisteis el último verano' con el tipo encapuchado al que sólo le faltaba el gancho.
- Esos cromas, que ni en el remake de V. Cutrerío camp a más no poder. ¿Y esto iba a ser una serie para CBS? No me extraña que rechazasen el piloto.

- Adoro a Sarah Michelle Gellar por su Buffy, pero eso de hacer dos personalidades por ahora no se le ha dado muy bien. Espero que conforme avance la serie y las hermanas gemelas se muestren más opuestas, podamos empezar a ver una diferencia más allá de dejarse o no dejarse moño. Vamos, en la línea de pelo liso y pelo rizado en The Vampire Diaries.

- La trama puede ser una absoluta locura. Me vino a la mente Motivos Personales, por eso de tener una trama que no se sostenía por ningún lado, pero que no suponía un impedimento a la hora de sacarse de la manga giros imposibles. Ringer puede ir por ahí y más vale que lo haga. El piloto se sostiene gracias a sus revelaciones "sorprendentes", cualquier intento de hacer un drama más serio aburriría al personal. Yo quiero giros absurdos, a una hermana gemela malérrima y mucha desvergüenza en sus tramas.

- Parece que Ringer tiene la nueva fórmula CW que ya ha funcionado muy bien en The Vampire Diaries y posteriormente en Nikita. Me refiero a quemar trama a un ritmo frenético, sin mirar atrás y sin preocuparse porque el cast no esté a la altura o porque en una temporada hayas contado lo que cualquier otro programa habría contado en tres. En principio parece que la duración perfecta para Ringer serían 22 episodios, alargar más seguramente implicaría una ida de olla a niveles imposibles.

- El capítulo se me pasó volando y sorprendentemente, lo pasé mejor de lo que esperaba.
 
- Debería ver series mejores...

BIG BROTHER (US) 13: Veterans vs newbies


En la madrugada del miércoles concluirá la treceava temporada de Big Brother (US), reality que ha terminado por convertirse en mi favorito por su mezcla de estrategias sociales, conspiraciones y supervivencia del más fuerte. Tras una edición muy floja el verano pasado, posiblemente la peor que he visto, los productores no se durmieron en los laureles y decidieron jugar sobre seguro. Reservándose un all-stars para dentro de un par de años, decidieron optar por un 'Fans vs Favorites', algo que a Survivor le dio muy buen resultado y que ha terminado por ser todo un acierto.

Este año, la dinámica del concurso estaba repleta de giros, los concursantes jugarían por parejas y además se enfrentarían a seis participantes míticos en sus respectivas ediciones. Como era de esperar, la casa se polarizó entre veteranos y nuevos, ingrediente imprescindibles en las mejores temporadas del programa. La propia dinámica del concurso, que a cada semana entrega el poder al jugador que gane una prueba, permitió que la fuerza en la casa fuese danzando de un lado a otro, sirviendo de cultivo perfecto para las alianzas fuertes, pero también para las grandes traiciones.

La temporada ha estado dominada por mujeres, cada una en su estilo: Jordan, novia de america, que destila bondad y simpatía a raudales, subestimada por sus compañeros por su inocencia; Rachel, competitiva, absurda, a ratos genial y a ratos insoportable, con una personalidad que adoras o amas odiar; Danielle, arriesgada, ambiciosa y fría; Kalia, jugadora con las cosas claras y con la intención de llegar lejos y Shelly, responsable de uno de los mejores momentos de toda la edición. Todas ellas han sido el motor de una temporada que ha sido una auténtica montaña rusa para ambos bandos.

El desarrollo ha estado repleto de grandes giros, y como en las mejores temporadas de una serie, ha tenido sus puntos de inflexión, llevando "la historia" por un camino inesperado. La superioridad de los veteranos en las primeras semanas, la traición de uno de ellos al que se pilló, como quien dice, con las manos en la masa, el retorno de un concursante escogido por el público, la 'Caja de Pandora' o la noche de doble expulsión, ayudaron a evitar que la situación se estancase, obligando en todo momento a los concursantes a replantear sus estrategias y a superar obstáculos de la mejor manera posible (o a "perecer" en el camino). Big Brother (US), al no contar con la intervención del público y ser los propios concursantes quienes expulsan a sus compañeros, es un juego despiadado y ni las amistades más fuertes, ni las relaciones más sólidas pueden llegar hasta el final. El camino está repleto de bajas y sacrificios, todo vale cuando en la meta aguardan 500.000$ para un único concursante.

Esta noche es la final. Han llegado tres participantes, dos de ellos pueden ser perfectos ganadores, frente a un tercero que aprovechando la rivalidad de ambos bandos se ha limitado a pasear por la casa, haciéndose un hueco (injusto) en la batalla final por el medio millón de dólares. Por mi parte, sólo espero que gane la veterana: target desde la primera semana y odiada por gran parte de la casa (y por media América), sería la guinda perfecta para cerrar una gran edición de un reality que, a diferencia de Survivor, ha demostrado que todavía tiene cuerda para rato.

THE SECRET CIRCLE 1x01 Piloto


Teniendo en cuenta que tras The Secret Circle se encontraba el equipo de The Vampire Diaries, no había muchas esperanzas respecto al piloto. No olvidemos que la serie de los vampiros comenzó de forma terrible y no fue hasta el cuarto episodio cuando todo arrancó y nos sorprendieron con su fórmula de culebrónsobrenatural acelerado. 

El piloto de The Secret Circle es correcto, en la línea de la CW, con sus adolescentes, sus torsos desnudos, su música siempre un poco más alto de lo que debería y su intensidad juvenil. Al compartir génesis con The Vampire Diaires, ya que también se basa en una saga de novelas de la misma escritora y está adaptada por Kevin Williamson, parece que nos encontramos ante un spin-off. Viendo el primer capítulo, uno se preguntaba en que momento iban a cruzarse los personajes con Elena o Stefan por los pasillos del instituto.

La historia queda planteada claramente y las tramas pueden dar juego. Si mantienen el ritmo de la serie de Mystic Falls puede ser igual de entretenida. Los actores no convencen especialmente, encontrándonos entre ellos al sosainas de Thomas Dekker, más recordad por ser el John Connor en las Sarah Connor Chronicles, a la protagonista de Life Unexpected y a Gale Harold, conocido por su personaje de Brian en la Queer as folk americana (como que ha perdido todo su sex appeal ¿no?)

Naturalmente, voy a seguir con The Secret Circle motivado unicamente por el sorprendente desarrollo que tuvo en su día The Vampire Diaries. Si la serie fuese de otro showrunner dudo que la siguiese, ya que ni sus personajes, ni sus tramas, de primeras prometen nada nuevo. Pero mientras se dediquen a quemar cartuchos y matar personajes, todos contentos. Y si ya les da por dignarse a cruzar universos y nos regalan algún crossover con los seres sobrenaturales que pululan por Mystic Falls, entonces sería enorme.

Poco más se puede decir con lo que hemos visto. Tengo curiosidad por ver cual será mi opinión en Diciembre, tras diez capítulos ¿Se quedará a medias o llegará a superar a los vampiros? Al menos aquí no tenemos a un Somerhalder-pongo-caras-raras-en-las-que-parezco-estreñido-intentando-expresar-un-conflicto-interno.


REVENGE 1x01 Piloto


Se ve que ABC quería su propia telenovela. Y digo telenovela, que no culebrón, ya que Revenge, piloto filtrado perteneciente a una de las nuevas series de la cadena ABC para esta temporada 2011/2012, sigue al pie de la letra ese género. La historia, el colmo de la originalidad: chica joven y guapa que regresa a los Hamptons con otra identidad para vengarse de aquellos culpables de la caída en desgracia de su familia. Encontramos a la matriarca malvada, a la pobre protagonista que va en busca de justicia o al galán, vamos, lo mínimo exigible en este género. En términos de producción es correcta, pese a su abuso de las canciones pop, más propio de una serie de la cadena CW. Pero tras esa fotografía luminosa y esas casas de lujo al pie de la playa, tenemos una historia a la que sólo le falta el acento sudamericano y los primeros planos acompañados de un "tachán" de fondo, para ser una telenovela venezolana de la 1. 


Todavía hemos visto poco y habrá que estar atentos al desarrollo, pero ya nos han regalado situaciones imposibles, tramas absurdas y resoluciones cogidas con pinzas que si las aceptamos, es por no renunciar a la diversión de este esperpento. Es mala, en la línea de esa otra "joyita" que era Harper's Island, sólo que en lugar de (intentar) hacer un relato de terror, han tirado por una telenovela disfrazada de prime-time drama. Su actriz protagonista, Emily VanCamp, que nos suena por sus papeles en Everwood y Cinco Hermanos, intenta construir un personaje de chica torturada que ansía venganza, pero tan solo consigue dar vida a una pánfila que se las da de intensa y se queda en insípida. Revenge bien podría haber sido una mezcla entre Veronica Mars, Mujeres Desesperadas y El conde de Montecristo, pero estos referentes se le quedan muy grandes. De primeras, no la recomendaría, pero he de reconocer que ya la he sumado a mi lista de programas a ver esta temporada. Es tan mala que con un poco de autoconciencia y falta de miedo a desmelenarse, puede terminar siendo muy entretenida de ver (¿para cuando una pelea de gatas?). De primeras, tiene pinta de rivalizar con Ringer, el esperado (para sus fans) comeback de Sarah Michelle Gellar, que huele a muerto de hace diez días, pero que como culebrón bizarro, promete y mucho.


Pues eso, si queréis ver una telenovela de la ABC con una historia que seguramente exija suspensión de la credibilidad cada dos por tres, tópicos a mansalva y ricos que sufren mucho por ser tan ricos, no os perdáis el piloto de Revenge. En caso contrario, creo que HBO estrenaba la segunda temporada de Boardwalk Empire.