Ya llevamos cinco episodios de la segunda temporada de The Walking Dead y las críticas no han tardado en llegar. Si ya al final de la primera temporada hubo muchas quejas sobre como se desviaban del cómic o sobre como no había sido capaz de mantener el nivel del piloto, ahora casi todas se centran en la excesiva lentitud de las tramas.  

Por que es cierto que si de algo se puede acusar a The Walking Dead es de tomarse su tiempo para contarnos las cosas, quizás demasiado. Pero por desgracia no es el único problema con el que nos encontramos en este segundo año, teniendo que enfrentarnos a personajes que caen mal y tramas que no paran de dar vueltas sobre si mismas.

The Walking Dead ha rehuído del frenetismo que caracteriza a los cómics, donde los continuos giros y muertes de los personajes a veces impedían llegar a involucrarte con ellos (o directamente a saberte su nombre antes de que desapareciesen) y ha optado por un ritmo más reflexivo, dejando de lado la acción por una intensidad a ratos excesiva.

Todo es profundidad y continuas preguntas a dios y al sentido de la existencia ¿por qué merece la pena seguir viviendo en un mundo así? ¿Por qué traer una nueva vida a este infierno? Los personajes de la serie no están continuamente acechados por zombis, pero tampoco se les da un respiro. Emocionalmente están constantemente al límite y quizás esto los convierte en antipáticos; exceptuando a un par, todos se pasean con cara de oler vinagre y con la pinta de ponerse a llorar en cualquier momento. Comprensible, pero agotador para el espectador, que no ve aliviada tanta carga con ningún salida más ligera.

El otro gran problema, como hemos comentado al comienzo, es la lentitud con la que se va desarrollando la trama. La situación de los personajes apenas avanza y algunas líneas argumentales se alargan mucho más allá de lo necesario. El espectador tiene la sensación de haber visto cinco capítulos y apenas haberse movido de la casilla de salida. La queja no viene por la falta de acción, ya que quien ha leído el cómic sabe que en un escenario 'tranquilo' pueden ocurrir un buen montón de cosas, sino del hecho de mantener a los espectadores estancados, intentando contentarlos con pensamientos profundos, que por desgracia, a estas alturas no llevan a nada.

En estos momentos, The Walking Dead necesita un revulsivo, algo que lance toda la historia hacia adelante, durante estos cinco capítulos han desaprovechado muy malamente la oportunidad de ir dando más entidad a las relaciones entre los personajes y a hacérnoslos atractivos de cara a preocuparnos por ellos. Ha llegado un punto en que sólo esperamos que llegue una horda zombi y los devore a todos.

Parece confirmarse que haber retrasado la llegada a cierto lugar que es clave en el cómic sólo está frenando la serie. Y en estos momentos, cuando uno se sienta a ver el nuevo episodio de The Walking Dead sólo queda rezar por que suceda algo (o encuentren a la maldita niña de una vez).

Lo mejor, los cold opens, en los que nos regalan flashbacks donde vemos a los personajes en puntos anteriores a lo que nos contaron en la primera temporada. Quizás sea porque en ellos sí sucede algo, pero por ahora, están siendo los mejores minutos que nos ofrece la serie.

Todavía queda más de la mitad de la temporada y aún hay tiempo para mejorar y finalmente aprovechar a los secundarios, sacarle el palo del culo a Lori (Sarah Wayne Callies), encontrar a la niña y finalmente ir a algún lugar. La gran baza del cómic son sus personajes, las relaciones que se establecen entre ellos y como la situación que les rodea les va arrastrando a la locura. Y por ahora, de eso, en la serie hay poco.

12 lectores han dicho:

  1. Es cierto que a veces la serie parece un poco lenta y falta de acción (quizá alguna restricción de presupuestos sacó a unos cuantos zombies de pantalla), y sobre todo, que resulte un poco irregular en cuanto al ritmo de los episodios, pero incluso el comic nunca fue especialmente rápido (a la trama de la carcel me remito.
    En cuanto al principal defecto, los personajes tienden a hacer un poco el idiota, como si no supieran que hacer con ellos. Porque sabiendo lo peligrosos que son los Walkers, a ver a quien se le ocurre usar a uno del grupo de cebo. Hay que ser retorcido...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:39 p. m.

    Totalmente de acuerdo con todo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:05 a. m.

    Yo me he leido las 14 temporadas del comic hasta ahora... y si os digo la verdad, aunque han pasado muchísimas cosas... es como si siguieran en el punto de partida. El comic se lee muy rápido (y más si sólo te ciñes a los momentos zombies y te saltas el resto) Pero es que es una serie de televisión. Si querían, en la primera temporada podían haber llegado a la carcel, pero entonces... en la segunda si quieren acaban en la temporada 12. Quizás la estén alargando demasiado en algunas cosas para intentar dar profundidad a los personajes (SPOILER pero si seguimos al comic... ¿para qué?) A mi me está gustando como serie, pero imagino que si la gente se sigue cansando, la serie la tendrán que cancelar. Al menos seguiremos teniendo los comics, aunque también le da mil vueltas a lo mismo, es excesivamente rápido, se saborea poco... también se le pueden poner pegas a todo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo: Coincido en que el ritmo de los cómics es demasiado rápido, pero sí hay una evolución en los personajes y para nada se encuentran en el mismo lugar que al principio (sólo hay que ver lo que sucede con los más jóvenes). Me alegra que en la serie se hayan detenido más en ellos, el problema es que en cuatro episodios apenas han desarrollado las dinámicas entre ellos. Por suerte en el último, el sexto, finalmente les han empezado a dar una utilidad.

    ResponderEliminar
  5. Beatriz Caño4:39 p. m.

    La segunda temporada comenzó fuerte; una madre desolada por la pérdida de su hija, dos padres a punto de perder a su pequeño, el triángulo amoroso a punto de romperse, los miembros más débiles del grupo tambaleándose, una decisión dificil de tomar que más que alejarnos de Shane nos lo humaniza (y en el fondo le queremos)... pero a partir del tercer capítulo se han ido desinflando a pasos agigantados. La amenaza zombi ya no es tan amenazante y podemos ir al pueblo sin problema a por medicinas cuantas veces queramos, dejar los caballos atados en la calle mientras nos damos a la lujuría en una farmacia... una madre que espera buenas noticias desde su camping como el que espera al cartero, unos ganaderos que parecen no haber tenido contacto con el exterior desde mucho antes del comienzo del brote... pero el óscar deberían llevarselo Lori y Rick por esa última escena en la que la mujer le confiesa su embarazo ¡Qué gente tan contenida!¡Qué educación y qué capacidad de comprensión!
    Y los zombis ahí al lado, recogiendo trigo en el granero al que nadie puede acercarse pero al que podrían, puesto que nadie les ha avisado y allí, en la granja de la pradera, parece reinar la paz....
    De todas las tramas de los últimos 3 episodios me quedo con Daryl y sus periplos por el bosque. Daryl, te acabas de dar a conocer como personaje y ya me has enamorado. A ver si aprenden el resto de carácteres de la serie que tanto me gustaron al principio!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo6:45 p. m.

    Que se carguen a mis palo en el culo, dios que actriz mas mala, cuando entra en la habitacion a ver al hijo herido la primera vez, son 15 minutos de ella con la mandibula desencajada y cara de tonta en lugar de expresar tristeza pena o algo.

    ResponderEliminar
  7. Beatriz: Es cierto, curiosamente es Daryl el personaje que mejor está saliendo parado, han conseguido, no sólo humanizarlo, sino que nos interesemos y suframos por él.

    Anónimo: Es que lo de Sarah Wayne Callies me pone muy nervioso, no se puede estar todo el día con esa cara de estar a punto de vomitar.

    ResponderEliminar
  8. Estoy que si me pinchan no sangro. He visto el capítulo 6 y me han dado ganas de ir yo misma a buscar a la niña, darle un testarazo a la sonsa esa que no sabe si tener o no tener y sacar a todos los zombies de allí donde los tienen escondidos. Yo imaginaba que el rebajón a la mitad en el presupuesto se iba a notar. También me temí que el cambio de director fuese un peligro, pero es que se están cargando la serie ¡y me encantabaaaaaa! Supongo que en los EEUU estarán igual y esto tiene que cambiar. ¡Dios, qué rabia!
    Por cierto, un saludo y te sigo

    ResponderEliminar
  9. Anónimo8:32 p. m.

    La nila está muerta en el granero queremos el capitulo 8 ya

    ResponderEliminar
  10. Anónimo2:01 p. m.

    que pasa con el capítulo ocho?, porque ya no están dando la serie? alguien sabe de algo

    ResponderEliminar
  11. Anónimo6:06 a. m.

    Por qe ya no lo pasaaaan ¬_______¬'

    ResponderEliminar

Life is short, talk fast.