SKINS: Cook

Un caminar desafiante, una mirada sardónica, unos movimientos bruscos y un aparente desinterés ante todo lo que le rodea serían las principales características de Cook. Este hooligan que todavía no ha llegado a la mayoría de edad carga con más equipaje del que en principio podría parecer. Y su actitud terriblemente destructiva tan solo esconde la imperiosa necesidad de ser tenido en cuenta.

Su gran pregunta es ¿porqué todo el mundo me hace daño? Abanderando esto, se dejará llevar a un punto del que será difícil volver. La violencia que siempre le rodea afectará a las pocas personas que él querría mantener intactas y un continuo carpe diem parece que será lo que guiará sus pasos.

El abandono y el desequilibrio han construido su personalidad, una madre egocéntrica y borracha y un padre inútil y egoísta fueron sus pilares, teniendo en cuenta esto ¿qué podría esperarse? Nada parece importar y su forma de actuar solo es un exagerado grito de auxilio que puede transformarse en una aniquilación total.

Y es curiosamente, en la familia, donde encontrará el asidero a lo poco que queda por salvar. Su hermano, la única persona que todavía le admira le hará reflexionar y como en un espejo que te devuelve la imagen de lo que fuiste, comprenderá que tendrá que parar si no quiere que termine como él.

Su vacío vital es como un cáncer, algo que lo invade todo. Entrar en su círculo de acción solo conllevará destrucción. Una amiga se lo hará entender, estar junto a él solo puede llevar a terminar siendo arrastrado. Esa es la razón por la que ha perdido a las personas que le importan. Ya solo puede claudicar.

Pero Cook no busca rendirse facilmente. Él solo quiere que le escuchen, no quiere que le ignoren como han hecho hasta el momento. Ese será su acto de rebeldía, querrá reafirmarse a través de una falsa inocencia que le de unos días más. Comprobar si es posible retroceder a como eran las cosas antes de que se fuesen por el desagüe. La respuesta será desesperanzadora y solo a través de un último acto de penitencia aceptando culpas propias y ajenas madurará.

Ya se ha dicho muchas veces en esta serie, crecer es aceptar las consecuencias y esta cuarta temporada de Skins parece buscar el camino de redención para sus personajes, ya sea entendiendo algo demasiado tarde o aceptando decisiones equivocadas. Cook finalmente se enfrentará así mismo y se dará cuenta de la persona en la que se está convirtiendo, entenderá que los demás le han hecho daño, pero que utilizar eso, tan solo es la excusa de un cobarde. Y él no lo es. Como una locomotora de la que se está a punto de perder el control, parece que finalmente ha podido echar el freno segundos antes del impacto. Ahora solo queda reflexionar y ver por donde continuar.

Se acusa a Cook de ser simplemente una versión del Chris de la primera generación pasadísimo de vueltas. No comparto esta idea y creo que los guionistas han hecho un estupendo trabajo en trazar un personaje trágico y autodestructivo. Y lo mismo se puede decir de Jack O’Connell, el actor que le da vida, que ha sabido entender todos los matices y no quedarse en la mera superficie de un gamberro sin remedio.

Pero todavía hay que esperar para ver como terminará el personaje, porque todavía nos quedan unos cuantos episodios y teniendo a Effy por medio, todos sabemos como puede terminar esto.

El día ha llegado

Al fin ha llegado el 11 de Febrero. Y al igual que los fans de Lost esperaron el regreso de su serie como el evento más importante de la temporada televisiva americana, yo hago lo mismo con la nueva temporada de Survivor: Heroes vs Villanos. Como se ve, al final todo va de islas. Este reality, que tardó cinco o seis capítulos en engancharme se ha terminado por transformar en mi última obsesión. Pocas veces, por no decir nunca, había visto una serie a este ritmo. Con solo decir que en un mes han caído cuatro temporadas y media.

Esa es una de las razones por las que no he actualizado el blog, mis visionados se han limitado a jornadas maratonianas de este programa y poca serie veía. Ahora, con el estreno de Caprica y el retorno de Skins y 24 tendré que diversificar un poco más. El motivo de este vicio, más allá de la adicción, era el próximo estreno de su 20ª edición que recuperaba a los mejores concursantes del programa. Mi objetivo era llegar conociendo al máximo número de participantes (labor imposible en un mes, teniendo en cuenta que el programa lleva 19 temporadas) y por ahora no voy a mal ritmo.

Survivor: Heroes vs Villanos va a ser un all-stars (vamos, como el Gran Hermano que se ha sacado Telecinco de la manga) en el que se recupera a aquellos concursantes que jugaron más limpiamente (dentro de lo que este programa permite), frente a aquellos más maquiavélicos y traicioneros. El casting que se ha reunido es simplemente increíble y miedo me da lo que pueda pasar durante los 39 días que permanezcan en las isla. Yo ya tengo mis favoritos, JT, ese adorable chico sureño en los héroes y Parvati esa hermosa y traicionera jovencita más lista que el hambre en los villanos.

Me reservaré un post en profundidad para más adelante, ya que lo único que quería era hacerme eco del momento televisivo más esperado desde la temporada final de Battlestar Galactica. Anade, en su blog ha realizado un repaso al programa para ir calentando motores ante esta veinteava edición. Pasaros por allí si todavía no lo habéis hecho, porque es absolutamente recomendable. Lo mismo digo con Critico en serie y sus magníficos post sobre las temporadas que ha ido viendo, que aunque no coincidamos mucho, es muy divertido discutir sobre ello. Y para quién se anime con el programa no puede hacer otra cosa que ir a Survivor en Español, donde encontrará todos los episodios y subtítulos.