Mis libros del 2008 (Parte II)

Con un mes de retraso termino mi lista de libros leídos en el 2008 (aquí la primera parte)

#15 Crónicas de la República de Josefina Carabias. Pues eso, crónicas durante la II República en España. Me lo tuve que leer en una noche porque entraba en un examen de Comunicación Escrita y no lo disfrute lo suficiente.

#16 Desde mi cielo de Alice Sebold. Una niña es asesinada brutalmente tras sufrir abusos por parte de un desconocido. Esto destrozará a toda su familia. La peculiaridad es que todo está contado por la niña protagonista desde el cielo. Una historia bastante dramática, que queda suavizada por el punto de vista infantil a través del que se narra todo. Peter Jackson está preparando su adaptación cinematográfica, algo difícil, ya que puede quedarle una buena película o un dramón de Antena 3 a mediodía.

# 17 La fotografía como documento social de Gisele Freund. Este cayó para un examen de Teoría de la imagen. Su título lo dice todo.

#18 Spin de Robert Charles Wilson. Un buen día la humanidad se da cuenta de que las estrellas han desaparecido. Miran al cielo y solo ven un vacío infinito. Pronto descubren que hay algo que cubre la Tierra. Un extraño manto que la separa del universo y dentro del cual el tiempo funciona de forma distinta. Todo esto lo vemos desde el punto de vista del protagonista, un estudiante de medicina, que junto a dos de sus mejores amigos se enfrentaran a esta nueva situación. La búsqueda de una explicación, ya sea científica o mística impulsará sus vidas. Ciencia Ficción que plantea una idea interesante, pero que se centra más en los personajes, sin respondernos muchos de los interrogantes que plantea. El problema, es que los personajes no son siempre lo suficientemente interesantes como para sostener todo el libro y a veces peca de ser un poco aburrido.

#19 La reina estrangulada. Los reyes malditos II de Maurice Druon. Segunda parte de esta novela histórica. Lo cierto es que ahora apenas lo recuerdo, por lo que tampoco puedo hablar mucho de él.

#20 El día de los trífidos de John Wyndham. Otro clásico de la ciencia ficción. Tras una lluvia de meteoritos, todo aquel que miró al cielo quedó ciego. Solo unos pocos han conservado la vista, lo que lleva a que las sociedades se hundan y cunda el caos. Por si esto fuera poco, los trífidos, unas plantas creadas por el hombre, que pueden desplazarse y que resultan bastante letales, aprovecharán esta nueva situación. Se iniciará una lucha por la supervivencia en donde los trífidos y los seres humanos lucharan por la supremacía. La novela me gustó bastante. Aunque ayuda el hecho de qu me encantan este tipo de historias post apocalípticas, donde unos pocos tienen que hacer lo posible por sobrevivir y donde sale a la luz lo mejor y lo peor del ser humano.

#21 El pistolero. La torre oscura I de Stephen King. Hacía bastante tiempo que no me ponía con ningún libro de Stephen King. Los buenos comentarios sobre esta saga y el saber que ya está escrita y que no voy a tener que esperar una eternidad para verla concluída (como con la Canción de Hielo y Fuego) me animaron. El problema es que este primer libro es bastante peculiar. No te enteras de muchas cosas, resulta bastante confuso y la historia apenas arranca. Pero tiene algo que me atrapó. Supongo que fue su ambientación, esa especie de Oeste post-apocalíptico, ese mundo que se ha movida y esa torre oscura, que por ahora tan solo es una quimera. Esto, unido a las recomendaciones de Adri, me convencieron para seguir con esta saga.

#22 El imperio final. Nacidos en la Bruma I de Brandon Sanderson. De esta novela que me sorprendió y me gustó más de lo esperado ya hablé aquí.

#23 Expediente X: En honor a la verdad de Sara Martín. Magnífico libro sobre Expediente X. Lejos de ser una mera guía de episodios, su autora realiza un repaso a los diferentes temas que se abordan a lo largo de la serie. Nos ayuda a entender un poco la Conspiración que hay en la serie o la relación entre Mulder y Scully y comprendemos mejor porque Expediente X es como es. 100% recomendable para todo aquel que le guste este programa.

#24 El último deseo de Andrezj Sapkowski. Primer libro de la saga de Geralt de Rivia. Los dos primeros volúmenes cuentan historias autoconclusivas y no es hasta el tercero donde hay una trama que se desarrolle a lo largo de varios libros. Este tomo resulta muy entretenido, cuenta con protagonistas carismáticos y hace una reinterpretación muy curiosa de muchos cuentos populares (transforma a Blancanieves en una psicópata ayudada por siete bandidos, o a la Bestia en una criatura que despierta la libido de hermosas mujeres). Está bien escrito y se lee sin problemas. Y es considerado por muchos, como una de las mejores sagas de fantasía épica de la actualidad, ya que huye en la medida de lo posible de lugares comunes y tramas típicas.

#25 El hijo de Billy de Patricia Nell Warren. Tercer ilbro de una saga que se iniciaba con la novela de El corredor de fondo. No he leído los dos anteriores y aún así disfruté bastante de este. Una historia de descubrimientos, propios y ajenos. Un adolescente que empieza a conocerse y a la vez a preguntarse sobre su difunto padre, sobre el que su madre ha extendido un oscuro velo. ¿Quién era realmente?¿Porqué no le cuenta nunca nada de él?

#26 El color de la magia de Terry Prachett. Otro autor del que había leído maravillas, por lo que aproveché la colección que sacaron en los quioscos para pillarme el primero. Por desgracia me decepcionó. Lo esperaba mucho más gracioso. Es cierto que contaba con ideas ingeniosas, pero al menos a mi no me resultaban divertidas. Nada de reirme a carcajadas, como me prometieron. Supongo que este autor no está hecho para mi.

Este año me parece que voy a leer bastante. Porque esas cuatro horas de transporte público que me tengo que hacer entre ir a la universidad y a la beca, me va a dar tiempo para ponerme al día con bastantes libros.

Esas series tan dificiles de recomendar


El otro día comentaba con Adri lo difícil que es vender algunas series. Principalmente esas que no parten de una premisa novedosa y llamativa, sino que su calidad viene por la forma de desarrollar, algo a priori, poco atractivo o falto de originalidad. Frente a las series de los canales de cable que buscan premisas sorprendentes que dan la vuelta a conceptos prestablecidos, como por ejemplo: Weeds, ama de casa que trafica con marihuana, Dexter, forense que es un asesino en serie, Big Love, mormón “felizmente” casado con tres mujeres o A dos metros bajo tierra, serie sobre una familia que regenta una funeraria. Con estos puntos de partida es fácil llamar la atención. Y si luego el resultado está a la altura de las expectativas, la serie tira para adelante.


¿Pero qué ocurre con esas que de primeras no tienen nada interesante? Un buen ejemplo sería Friday Night Lights. Todo aquel que la ha visto sabe que es algo más que la típica serie de instituto del estilo One Tree Hill. Pero su sinopsis no ayuda: la historia de los jugadores del equipo de fútbol americano de un pequeño pueblecito de Texas. En esta frase no se recoge el buenhacer de la serie, su apuestas por tramas medianamente realistas (aunque un poco culebroneras) y su estética de falso documental.


Con Battlestar Galactica sucede lo mismo. Cuando alguien se enfrenta a esta serie se espera una especie de Star Trek, repleta de viajes por el universo en los que la flota se encuentra con seres de las más diversas razas y procedencias. Nada más lejos de la realidad. Y es que, aunque parezca una contradicción, esta serie es una de las miradas más lúcidas que se han podido ver en televisión del mundo en el que nos movemos. De un mundo en el que se intenta catalogar de buenos y malos (enemigos de la democracia) cuando las cosas son más complejas. Donde hay una razón para todo, aunque no siempre una justificación y donde muchas veces, los que consideramos buenos, son aún peores y ya se encargan ellos solitos de destruirse a si mismos.


Galactica es la historia de un mundo repleto de grises, de una sociedad (la nuestra) puesta en entredicho, donde siempre se tiene que decidir entre la decisión menos mala y donde muchas veces los finales felices son una quimera inalcanzable. Y luego la gente no se pone con esta serie porque es otra de naves espaciales.


Aún así, creo que la serie más difícil de vender es Buffy Cazavampiros. Sigo sin entender como una serie con esta premisa fue financiada y emitida en una cadena de televisión. La historia de una chica que se dedica a matar vampiros, todo ello en unos decorados de cartón piedra con un presupuesto irrisorio. Normalmente cuando hables con alguien que no ha visto Buffy y le intentes convencer sobre la serie, te mirará con cara de sorna y te dirá que pasa de ver esa serie cutre que es como Embrujadas. Y será difícil convencerle de lo contrario, porque si ha visto episodios sueltos, la opinión no mejora. De Buffy hay que seguir varios capítulos, para adentrarte poco a poco en su mundo, aceptar sus reglas y hacerse con ese tono autoparódico que a la vez no se toma en serio y a la vez busca hablarte sobre la madurez.


A pesar de esto, por lo general, dichos argumentos no consiguen convencer a los detractores de esta serie. Eso sí, cuando me he topado con algún pobre despistado que ha aceptado que le dejase la primera temporada, ha terminado enganchado (recuerdo una amiga a la que le parecía lo peor la serie y que después de prestarle las primeras temporadas, se compró todos los dvds).

Con Veronica Mars, sucede tres cuartos de lo mismo. La historia de una adolescente que resuelve misterios en el instituto. A lo que la persona a la que se lo estás recomendando te responde “¿Y qué investiga?¿Quién ha copiado en el examen?”

Pues eso. Seguro que me comprenderéis. ¿Cuál es esa serie que os cuesta tanto recomendar por lo chusco de su premisa?

Talking about... (XVIII)

Habrá spoilers de los diferentes episodios que comento:

BATTLESTAR GALACTICA 4x12 That Disquiet That Follows My Soul

Como ya dije por Twitter, me da la sensación que la opinión que tiene Ronald D. Moore sobre la raza humana no es muy positiva. Parece decirnos que nos acabaremos matando unos a otros hasta que ya no quede nadie. O al menos ese es el camino que parece que va a tomar Galactica. Y es que, si las cosas ya no estuviesen lo suficientemente mal, ahora se está empezando a preparar una revolución que va a terminar convirtiéndose en un motín.
Por si fuera poco, los cylons piden la ciudadanía, algo que no es plato de buen gusto para casi nadie. Gaeta por su parte busca un cambio. Y al jefe Tyrol le acaban de decir que su hijo no es suyo. Esto nos lleva, a que de nuevo, solo tenemos un híbrido y otro en camino (el de Tight con Six). Al menos pudimos ver finalmente como Roslin y Adama consuman su relación. Que ya era hora. Este episodio ha sido más tranquilo, pero da la impresión que es esa calma que precede a la tormenta. No olvidemos que estamos en el tramo final y ya solo quedan ocho episodios para que se termine la serie.

SKINS 3x01 Everyone

Los chicos de SKINS han regresado en plena forma. Con un reparto nuevo, en el que solo mantenemos a Effy, estos chavales prometen darnos momentos tan buenos como los que nos ofrecieron Syd, Cassie y compañía. La serie recupera ese humor que perdió al final de la segunda temporada y no se acomoda evitando mostrarnos personalidades parecidas a los chicos de la primera tanda. Estos personajes tienen fuerza por si solos. Effy me ha enamorado en este primer capítulo y continúa siendo igual de misteriosa y peligrosa que siempre. Pandora también promete (esa clase de manicura no ha tenido precio) y el resto de chicos tienen buena pinta. Como no, habría que destacar su excelente banda sonora, su realización y su humor un tanto peculiar. Ah y su afán por no cortarse un pelo.

GREY'S ANATOMY 5X13 Stairway to Heaven
En este capítulo se concluye un arco argumental de tres episodios relacionado con un preso condendao a muerte y con un niño enfermo. La solución de ambos casos me ha parecido que ha tomado el camino fácil. Se ha buscado crear una solución conflictiva que finalmente se ha desarrollado de forma previsible, y lo que es peor, haciendo uso del deux es machina (ese transplante en el último momento). Una pena, porque tenían una buena situación entre manos.
Por otro lado, parece que al final después de tropecientos episodios con Izzie viendo a Denny como si tal cosa, al fin se le ocurre la idea de que los fantasmas no existen y de que ella puede estar enferma (¿y esta mujer ha estudiado medicina?). Esperemos que esto implique el fin de Denny por el Seattle Grace, y que esa absurdísima trama concluya de una vez. George por su parte, continúa desaparecido, algo a lo que hay que dar gracias. Y el doctor Hunt es uno de los mejores personajes que se mueven ahora por la serie. Por último destacar lo desaprovechada que está Melissa George. El personaje empezó con fuerza, pero ahora no pinta gran cosa. Una pena. Con lo que me gustó esta chica cuando descubrimos lo mala que era en ALIAS (y lo que la odiamos al verla casada con Vaughn).

THE UNITED STATES OF TARA 1x01 Pilot

Esta nueva comedia de Showtime promete. Es cierto que solo hemos podido ver media hora de la serie y que las cosas pueden dar muchas vueltas (como sucedió con True Blood), pero el piloto apunta maneras. Toni Collete está a la altura de lo que se pide de ella, algunos la tildan de sobreactuada, pero me parece que está bien. No olvidemos que es una comedia sobre un ama de casa con muchas personalidades. No un drama. La mejor de sus facetas, la de Buck. La peor, la adolescente, realmente irritante.
Lo que más miedo me da es que la serie no sea capaz de mantener el nivel. No olvidemos que Diablo Cody es nueva en esto de la televisión y en este medio, mas que ser genial, lo importante es saber mantenerse y conseguir que no haya altibajos. Estaremos atentos. Al menos a mi, de primeras, me han convencido.

Veronica Mars ¿Salto al cine?

Cualquiera que siga un poco este blog sabrá que mi amor por Verónica Mars es eterno e incondicional. Pese a todos sus defectos amo a esa serie, o más bien a su personaje protagonista. Tanto, que aún no he aceptado su final. Por ello cualquier noticia sobre la preparación de una película de esta serie será recibida con alegría y alborozo. Siempre y cuando no sean rumores. Hasta ahora he sido muy cauteloso con todas las informaciones que han ido saliendo y mientras no lea que se ha iniciado la producción, no empezaré a dar saltos de alegría por la casa.

Lo curioso, es que esta no ha sido la única película que se ha anunciado, ya que también ha habido rumores sobre una continuación en pantalla grande de Pushing Daises y Jericho. Cuando Firefly se estrenó, toda esta afición a las series vía internet estaba despertando. Aún no había llegado PERDIDOS y esto de las series era mucho más minoritario. Por ello, resulta mucho más valioso que una serie de tan solo 15 capítulos fuese capaz de dar el salto al cine. Ahora parece que esta va a ser la norma.

Aún así, dudo del éxito de estos proyectos, ya que Jericho continuó con una segunda temporada que no gusté a casi nadie ¿Para que seguir entonces? Lo de Pushing Daises me parece más normal, sobre todo si la serie no tiene ningún final. Además, al estar formada por episodios de marcado carácter autoconclusivo, no costaría mucho adaptarla al cine.

Tampoco podemos olvidar que muchas veces dar el salto a la pantalla grande puede suponer cambiar elementos esenciales. Se habló muchas veces de estrenar una película en el cine sobre 24. Este proyecto nunca salió adelante y nos tuvimos que conformar con una tv movie bastante descafeinada. Y es que la gracia de 24 es su carácter serial. Si queremos ver a un tipo duro salvando el día en el cine, nos vamos a ver Jungla de Cristal. A Expediente X también se la criticó mucho en su momento (hablo de la primera película, porque la última es MUY criticable) por eso de que era como un episodio doble con más presupuesto. Y lo mismo se puede decir de la película de Sexo en Nueva York, tildada de episodio extralargo.

La opción de las tv movies o miniseries tienen mucho más tiempo y muchas series de ciencia ficción han tirado de ellas para terminar, como por ejemplo Farscape o la saga de Stargate. Una de las últimas en apuntarse al carro ha sido Dead Like Me, cuya película allanará el terreno al regreso de la serie, en el caso en que funcione bien. Pero cuando han pasado varios años ¿aún sigue por ahí tu público o ya te ha olvidado?

Ver a Veronica Mars en pantalla grande sería una delicia, pero no se yo si interesaría a mucha gente. Por mi parte me conformaría con un caso vistoso (tampoco pido mucho), que recuperase sus geniales diálogos y a algunos de sus personajes, que no a todos (nada de Piz o Duncan) en donde podamos disfrutar tanto como lo hicimos en su primera temporada.

Ojalá el proyecto siga adelante.

PD: Que alegría poder volver a hacer un post sobre Veronica Mars :) Hacía ya tanto tiempo...

BATTLESTAR GALACTICA 4x11 Sometimes A Great Notion

Con Spoilers del 4x11 por lo que si no lo has visto no sigas leyendo.


No tengo palabras para describir este episodio. Tras el potentísimo final del 4x10, me esperaba algo más tranquilo y no la cantidad de revelaciones, sucesos y muertes de las que somos testigos. Aún estoy procesando todo lo que he visto y pese a que se nos han dado muchas respuestas, se nos han abierto aún más incógnitas.

Por lo que vayamos por partes.

  • ¿La decimo tercera tribu eran cylons?¿O eran humanos que crearon sus propios cylons que se rebelaron?¿O eran cylons que crearon sus propios cylons y se pusieron en su contra? No me ha quedado del todo claro. Pero si es así...
  • ¿Qué narices es Kara? ¿Otro cylon?¿El heraldo de la muerte? A lo mejor su llegada desencadenó la muerte en la Tierra. ¿Si hay dos Kara Trace, quiere decir que ella es un cylon?
  • Pero si de repente vemos a la mujer del Coronle Tigh y él nos dice que ella es el quinto cylon? Vamos a ver, vamos a ver...
  • ¿Cómo llegaron los cinco cylons originales a las doce colonias?¿Porque renacen ellos?¿Cuál es su sentido?
Hasta ahí, algunas de las preguntas sin respuestas. Pero la cosa no se queda ahí. Como ya he dicho, si la gente se pensaba que Battlestar Galactica no podía ser más oscuro que en los episodios de Ocupación/Precipicio, han demostrado que sí. Porque hasta el momento, aún tenían la esperanza de encontrar la Tierra. Pero ahora, ya no hay esperanza, ya no hay nada más. Han llegado al final del camino y se han encontrado un vacío inmenso. Una nada que parece reirse de ellos, porque viene a ser la misma historia que se repite una y otra vez.

Todos se derrumban ¿Para qué ser fuertes? Si ya no hay nada por lo que luchar. Ya no hay un destino y todos los que han muerto por esa Tierra, lo han hecho de forma inútil. Hasta Adama pierde la compostura, nuestro Almirante, siempre cuerdo, pierde los papeles. Pero la sensación de desesperación la vemos mejor en Dee. Que levante la mano quien se quedó sin palabras.

El nivel de este episodio ha sido impresionante. Desde ya es uno de los mejores de toda la serie. Como las nueve horas que nos queden de Galactica estén a esa altura, su final va a hacer historia.

Ahora solo nos podemos hacer una pregunta ¿Hacia dónde nos dirigimos?

PD: ¿Os habéis dado cuenta de que en este capítulo no hemos tenido cabecera?

FIREFLY & SERENITY


Poder tachar de la lista de pendientes una serie es todo un placer y también una pena. Ayer finiquité Firefly y su correspondiente película, Serenity. Si tuviese que resumir la serie, diría que está bastante bien, que sin ser una maravilla apunta maneras y que a la vez, es un programa frustrante ya que cuando comienza lo mejor va y se acaba (bueno, lo cancelan). Serenity hace las veces de season finale, más a lo grande y con más presupuesto, pero no consigue quitarte la sensación de que si la serie hubiese seguido, Firefly podría haber sido grande.

Joss Whedon, creador de la criatura, no se caracterizó en sus dos programas anteriores, Buffy y Angel, por empezar con fuerza. La cazavampiros no demostró lo que valía hasta la segunda mitad de su segundo año (ese díptico que conforman Sopresa & Inocencia), lo mismo se puede decir del vampiro con alma, que es en su tercer temporada cuando demuestra lo buena que puede ser la serie. En Firefly te das cuenta de esto justo cuando se termina. Pero vayamos por partes.

Firefly se centra en la aventuras de la tripulación de una nave Firefly comandada por el capitán Reynolds (un genial Nathan Fillon) que se dedica a hacer diferentes trabajos, no muy legales, a lo largo y ancho del universo. La tripulación está formada por personajes muy dispares, como Zoe antigua combatiente junto a Malcolm Reynolds en la guerra civil, Jayne un cazarrecompensas que hará lo que sea por dinero, Kylee la mecánica de la nave, un pastor religioso o River, una chica un tanto loca y su hermano, que buscan escapar de la Alianza que gobierna los diversos mundos y que los busca.

Pero lejos de abrazar una estética puramente scifi, Firefly se acerca al western, desde las armas, las misiones, hasta los planetas en los que aterrizan nos remiten a este género. Malcolm Reynolds es el tipo más duro del lugar y junto a su tripulación harán lo posible por sobrevivir, funcionando como una familia. Y es que Firefly tiene muchas de esas cosas que caracterizaron a las criaturas anteriores de Joss Whedon, que vienen a ser diálogos con un punto absurdo que evitan que la serie se tome en serio a si misma completamente, personajes geniales y la idea de la familia adoptiva, aquella que se forma con la gente con la que te toca vivir.

Si bien, los personajes son el punto fuerte de Whedon, habría que marcar algunos peros, en lo que a casting se refiere, tanto la actriz que interpreta a Inara, como el que se pone en la piel del Dr. Simon, no están a la altura de lo esperado. Resultando sosos y sin carisma, algo que se hace más evidente al estar rodeado de personajes e interpretaciones mejores, ya sea la del protagonista, con toda su chulería y su actitud de tipo duro, pese a su corazoncito, o Jayne, interpretado por Adam Baldwin un tipo que debía caer mal, pero que termina por convertirse en adorable gracias al actor. Zoe, interpretada por Gina Torres también resulta muy interesante, pese a que no se le saque todo el partido ni en la serie ni en la película. Y por último tenemos a Kaylee, que es el típico personaje Whedon (vamos que es la Willow o la Fred de Firefly) un poco moñas pero terriblemente adorable.

La serie está estucturada a través de episodios autoconclusivos que lo conforman las diferentes misiones que llevan a cabo, todo ello sobre el telón de fondo de la persecución de la Alianza a River y Simon. Esta trama se va desarrollando poco a poco y comienza a coger más fuerza justo cuando la serie se termina. Esto no es una sorpresa, ya que sigue la estructura que tan bien le ha funcionado a Whedon en Buffy. A través de los diferentes problemas en los que se ven envueltos, el espectador va conociendo a los personajes, con su peculiar sentido del humor y de hablar, va estableciendo las relaciones entre ellos y las va modificando. Algo en lo que hay que reconocer que Joss es un maestro. Poco a poco te das cuenta que los personajes se van dirigiendo hacia algún lugar, que por desgracia nunca veremos.


Por tanto, puede decirse que es Firefly es una serie entretenida, pero no la maravilla que algunos pregonaban. Apunta maneras, pero por desgracia no le da tiempo a desarrollar todo su potencial. Su ambientación scifi/western es uno de sus puntos fuertes, junto a sus diálogos. Por no olvidarnos de los reavers, la cosa más aterradora venida del espacio, tras los Aliens. Son seres humanos enloquecidos que violan, matan y se comen a sus víctimas (como dice un personaje "si tienes suerte, lo harán en ese orden") y que me resultaron uno de los mayores aciertos de Firefly, por lo inquietante que resultaba su presencia.

También habría que hablar de Serenity. Criticada por muchos fans de Firefly que decían que no mantenía la esencia de la serie, puede ser vista como un series finale espectacular, con efectos especiales más trabajados y un aspecto visual más cuidado. La película que vuelve a presentar a todos los personajes cierra la trama de River y Sam, descubriéndonos porque la Alianza los persigue y dándonos algún que otro momento memorable e incluso épico. Por no hablar de la maldita manía de Joss Whedon de matar personajes. Con una historia bastante más oscura y una visión más pesimista se concluye la historia de los tripulantes de la nave Serenity.

Ahora solo queda esperar a Dollhouse.

PD: Si la vais a ver, vigilad el orden de episodios, que FOX la emitió a su manera. El orden real es el que se corresponde con los Dvds, que además incluyen varios episodios que ni siquiera se llegaron a emitir.

Asuntos Pendientes


Copypasteo el meme que nos envía Moltisanti (ya llevábamos una semanita sin listas ni memes). En este caso es sobre las series que tenemos pendientes de ver.

Babylon 5: Todos hablan de esta serie como si fuese maravillosa. Con un arco argumental pensado a largo plazo y que abarcaba cinco temporadas, para mucho es la mejor serie que se ha hecho de ciencia ficción. Me vi el piloto pero no pasé de ahí, en gran parte por culpa de que su edición en DVD en España se paralizó. Eso sí, estoy esperando a que Amazon me la ponga en oferta para pillarla. Eso sí, esos maquillajes y peinados echan para atrás bastante.

El Ala Oeste: He visto muchos episodios en La2, pero tengo pendiente el verla desde el principio de forma ordenada y subtitulada. Lo malo, es que son siete temporadas.

Supernatural: Entre Moltisanti y Adriii consiguieron picar mi curiosidad con esta serie. Confío en ellos y cuando baje un poco mi volumen de series pendientes, me pongo con ella.

Los Soprano: Uno de esas series must see, vi los tres primeros, pero no me enganchó. Mucha gente me ha dicho que hay que darle tiempo. Quizás cuando me vea todo The Wire, le de una nueva oportunidad.

In Treatment: Tiene cosas que me llaman mucho, pero otras que me echan para atrás. Lo mismo que he dicho con otras series, como la pille en DVD barata, me la veo.

Damages: Sé que cuando me vea esta serie me engancharé. La cosa es ponerse. Pero ya solo con Clen Close haciendo de mala malísima me basta.

The Closer y Bones: Aunque en principio no son series de mi estilo, los buenos comentarios que he leído sobre ambas hacen que las incluya aquí.

Vaya, veo que si me muero repentinamente me pasará como a los fantasmas de la serie de Jennifer Love-Hewitt, que con tantas cosas pendientes no podré pasar al otro lado. Y eso que seguro que se me han olvidado unas cuantas.

PD: Os he mandado a unos cuantos un mail para que vayamos organizando una kedada seriéfila a los que os apetezca. Hay unos cuantos a los que no he podido enviaros el correo por no encontrar la dirección.

THE WIRE: Segunda temporada

Sin spoilers

El otro día me terminé la segunda temporada de The Wire. Cayó en menos de una semana, lo cual no está nada mal teniendo en cuenta que cada uno de sus capítulos dura en torno a los 57 minutos. Hablar de lo magnífica que resulta esta serie comienza a ser cansino y en cierto modo contraproducente. Y es que no hay nada como que te alabe todo el mundo un programa para que le acabes pillando manía (por esa razón creo que nunca me pondré con Mad Men). Tan solo y para no aburrir decir que a este segundo año le ha costado más arrancar, pero que cuando lo ha hecho uno ya estaba completamente enganchado. En esta temporada se han centrado en el puerto de Baltimore y todos los trapicheos que por allí pasan. Pero sin olvidarse de lo que habíamos visto en la temporada anterior. Algo que me ha parecido muy brillante. Esto ha permitido profundizar aún más en Baltimore y ver como poco a poco está todo relacionado.

A The Wire la hacen grande sus sutilezas y detalles. No es una serie de grandes cliffhangers ni de personajes especialmente llamativos (bueno, Omar quizás si lo es). Simplemente está tan bien escrita que es una maravilla disfrutarla. Es de estas series que te sorprenden con una escena insustancial pero brillante. De esas que te obligan a decir en alto "Pero que buena es esta jodida serie". Algo que hice varias veces. Engancha gracias a esos personajes tan reconocibles pero también lo hace por la forma de desarrollar la trama. Al principio nada tiene sentido, algo que quedaba muy evidente al ver el 2x01, uno no se ha enterado de nada. Pero sin que apenas se de cuenta el espectador las piezas comienzan a aparecer y a ir encajando a la perfección.

Otra de las características de esta serie es su tono agridulce y sus finales que podríamos tildar de anticlimáticos. En esta serie el episodio 11 tiene más fuerza que el 12, pero el último es más desolador ya que uno es testigo de como por culpa de la burocracia y del ego de cuatro personas todo el trabajo duro de los policías se va a la mierda. Ellos intentan hacer bien su trabajos, pero muchas veces es su propia gente quien se lo impide.

Mientras se profundizaba en lo sucedido en el puerto hemos seguido viendo a los traficantes de la primera temporada y poco a poco han ido colocando las piezas para una tercera temporada que se anuncia muy prometedora. Debido a que esta es una serie que me gusta tener en DVD me esperaré a que editen la nueva tanda de episodios, que supongo que no tardará mucho, ya que entre el pack de la primera y el de la segunda solo pasó un mes. Además, con lo que engancha, prefiero reservármela para el próximo periodo de vacaciones.


Por último, comentar que me he enamorado de Amy Ryan. Me encantaba en The Office, pero aquí me ha conquistado. Y tampoco porque haga nada especial, pero es de esas actrices que inspiran ternura y que no quieres que le pase nada malo. En cierto modo me recuerda a Allison Hannigan en las primeras temporadas de Buffy (sí, porque conforme va creciendo llega a dar miedo), cuando interpretaba a esa Willow tan adorable. Hasta el propio Joss Whedon era consciente de ello y lo sabía, por lo que cuando quería que una escena hiciese sufrir al espectador solo tenía que utilizar su táctica Poner-En-Peligro-A-Willow. Pues eso, que me voy del tema. Que Amy Adams me ha encantado en The Wire y que rezo por que nos la recuperen para The Office. Mientras me consolaré viéndola en Gone Baby Gone.

Una de cines

Las series se comen gran parte (por no decir todo) de mi tiempo de ocio. Esto perjudica tanto a los libros que leo, que no son tantos como querría y a las películas que veo. Normalmente es por la pereza, ya que siempre es más fácil ponerse con un episodio de cuarenta minutos de una serie que una película que va a durar entre hora y media y dos horas. Pero estos días de vacaciones, entre que las series se han detenido y que han empezado a estrenarse los grandes films de la temporada, que vienen a salvar un año un tanto flojo (aunque ¿qué año no se dice eso?). Estos son algunas de las que he visto (en gran medida gracias a esta página y a las entradas baratas en el Cine Cité):


EL INTERCAMBIO
Esta película de Clint Eastwood se centra en una madre que debe enfrentarse a un departamento de policía corrupto que la quiere hacer creer que el niño desconocido que le han entregado es su hijo desaparecido. Basada en un hecho real y con una recreación impecable de la época es lo que viene a definirse como una buena película. Clint Eastwood no decepciona y nos cuenta dos historias, por un lado la de una mujer que debe hacer frente a la pérdida de su hijo y por otro como una ciudadana debe plantar cara a un corrupto cuerpo de policía. La actuación de Jolie cuenta con todas las papeletas para triunfar en esta temporada de premios, si no fuese por lo dura que es la competencia este año. Angelina construye un personaje que es un caramelo para cualquier actriz, expresando su dolor y a la vez su determinación con la mirada. Además, cuenta con unos secundarios de lujo, que dan más empaque a la cinta. La historia que comienza como un drama, toca diferentes géneros, en función de una trama que va dando algunos giros para evitar estancarse, pero siempre rehuyendo caer de lleno en el melodrama. La cinta, pese a sus dos horas y veinte no se hace pesada y consigue mantener bien el ritmo. Si bien, como punto negativo diría que me pareció que le sobraban sus últimos minutos, ya que no añadían nada a lo que se nos va a contar.


AUSTRALIA
Le tenía ganas a este film desde hace años, cuando en un principio le reparto lo iba a protagonizar Nicole Kidman junto a Rusell Crowe. Creo que el cambio por Hugh Jackman ha beneficiado al film, que por otro lado tampoco es gran cosa. Australia busca ser una de esas películas bigger-than-life con una historia de amor épica en un paisaje arrollador. Y en cierto modo lo es, pero le falta originalidad. Cuando la vemos parece que asistimos a un desfile de guiños cinéfilos (Memorias de África, Lo que el viento se llevó, Pearl Harbor y hasta El rey León) al que le falta personalidad propia. Es cierto que se nota la mano de Baz Luhrman detrás, sobre todo por sus toques de humor un tanto excéntrico y por lo hortera y kitsch de alguno de sus momentos. Además, le sobran tranquilamente sus últimos cuarenta minutos, que no aportan gran cosa. Pero ese no es su único fallo, también busca contar demasiadas cosas y no termina por profundizar en ninguna: ¿nos habla de como Australia se involucra en la II Guerra Mundial?¿De como viven los vaqueros en ese continente?¿De la generación perdida? Vemos todos estos temas, pero ninguno es aprovechado consecuentemente. No todo es malo en Australia, pese a su excesiva duración no se me hizo pesada, algo a lo que ayudaba su tono tan ecléctico que de repente te metía una escena de acción y te la combinaba con otra de amora más hortera o con imágenes del paisaje australiano. La otra cosa buena es Hugh Jackman. Nicole Kidman no está tan horrible como la esperaba, pero ya no es esa actriz que nos enamoró a todos con Moulin Rogue, Los Otros, Dogville y Las Horas.


EL DESAFÍO: FROST CONTRA NIXON
Tenía miedo a la hora de enfrentarme a esta película, ya que estaba basada en una obra de teatro y se centraba en las entrevistas que el periodista Frost le hace al expresdente Nixon tras su dimisión. Por suerte no resulta ni pesada ni lenta, sino todo lo contrario. Somos testigos del choque entre dos personalidades que se juegan un pulso durante las dos horas que dura el film. Por un lado Frost quiere obtener un perdón por parte de Nixon, mientras que el presidente busca utilizar estas entrevistas para restaurar su dañada figura. Una película ágil y entretenida, con dos grandes interpretaciones, en la que dos personas muy seguras de si misma se enfrentan en toda una batalla dialéctica. Rodada con buen pulso por Ron Howard (¿porqué se meten tanto con este hombre?), que se caracteriza por realizar películas muy correctas a las que les falta algo. Consigue que sientas la tensión del periodista, su desesperación por no conseguir financiación y su frustración inicial al enfrentarse con un Nixon que sabe como llevar la entrevista a su terreno. Cine histórico/político en el que vemos como se busca ajustar cuentas con alguien que se creyó por encima de la ley.


REPO! THE GENETIC OPERA
Otra de esas películas que llevaba esperando bastante tiempo. Por desgracia no estuvo a la altura de las expectativas. Un musical rock gótico situado en una sociedad futuro en la que la empresa GeneCo vende órganos para trasplantes. Pero si el desafortunado paciente no tiene el dinero para pagarlos, la empresa les envía a Repo, un asesino que recuperará el órgano cueste lo que cueste. Una película muy pulp, gótica y con toques de gore. Es un musical, en el que, aunque suene obvio, no paran de cantar (vamos, que no hay un solo diálogo hablado), cuyo mayor defecto es su irregularidad. Cuenta con personajes como los interpretados por Anthony Stewart Head (Giles en Buffy)o el de Sarah Brightman que resultan muy atractivos, lo mismo se puede decir de los villanos. El problema es que no se saca todo el jugo al potencial de la historia, que algunas canciones son un poco aburridas y que su protagonista peca de insulsa e insoportable a lo que habría que añadir que la parte más divertida y salvaje no es aprovechada del todo (esa Paris Hilton).


REVOLUTIONARY ROAD
Otro de esos estrenos que prometen calidad a kilómetros. Con Kate Winslet y Leonardo DiCaprio dirigidos por Sam Mendes y basándose en la novela homónima de Richard Yates. Ambos interpretan a un matrimonio en los años 50, dos personas que se creían especiales, que pensaban que su amor duraría para siempre y que de repente se dan de frente con la cruda realidad. Intentarán renovar su relación y hará lo posible por recuperar ese amor que una vez hubo, pero cuando el problema es más profundo, esto no es fácil. Una película dura y amarga. En cierto modo me recordó a Las Horas, sobre todo por su tramo final, que te mantiene en tensión, sin que apenas suceda nada. Una visión triste y desencantada sobre el amor y las relaciones entre los seres humanos, con dos interpretaciones de OSCAR (aunque en Kate Winslet esto no es sorpresa). Revolutionary Road es una historia sobre las decepciones y las ilusiones, sobre la lucha por seguir y sobre las renuncias, vamos, una visión casi trágica acerca de lo que es la vida. Por ahora, mi favorita del año junto a El Caballero Oscuro. Como decía en broma, en cierto modo es como ver Titanic 2, si DiCaprio no se hubiese ahogado y ambos se hubiesen casado. Una película muy recomendable, a la que también le habría quitado los últimos cinco minutos, ya que sin ellos el final habría tenido mucha más fuerza (y en cierto modo habría sido más demoledor).

También he visto otras como Hotel Ruanda que me encantó, o Vicky Cristina Barcelona, que me pareció horrible y en donde solo se salvaba una divertidísima Penélope Cruz y los juegos de inglés español de los personajes. En cuanto a pendientes de ver tengo algunas de las más nominadas como son El curioso caso de Benjamin Button, Gran Torino de Clint Eastwood, Doubt con Meryl Streep o Milk de Gus Van Sant con Sean Penn. He conseguido dos entradas baratas para el Cine Cité esta semana, por lo que a ver cual cae.

Lo que más espero

SKINS
Nuestros chicos de regresan, pero con un reparto completamente nuevo. Aquí la promo de esta tercera temporada. ¿Estarán a la altura de Cassie, Syd y compañía? Así de primeras prometen y Effy siempre ha sido un personaje muy misterioso.



THE UNITED STATES OF TARA

Es una de los estrenos más esperados por parte de la blogsfera. Los motivos, a elegir: idea de Steven Spielberg, desarrollada por Diablo Cody (Juno), con Toni Collete sobre una madre con múltiple personalidad. ¿Quién da más? Con formato de comedia de 20 minutos ¿será el nuevo WEEDS para Showtime?

El vídeo aquí

DOLLHOUSE
Poco más se puede añadir sobre esta serie. Al menos hasta que veamos el piloto. Pero teniendo en cuenta que ni Buffy, ni Angel, ni Firefly, contaron con unos primeros episodios especialmente destacables, habrá que darle un poco de tiempo a nuestro amigo Whedon.



BATTLESTAR GALACTICA
Los últimos diez episodios. Aquí se lo juegan todo ¿estarán a la altura?




HARPER'S ISLAND

Esta serie sobre una serie de asesinatos, promete trama serializada y un misterio al más puro estilo Diez Negritos. Pese a sus problemas de producción que llevó a cambiar a casi todo el reparto, quizás salga una serie, cuanto menos, entretenida. Habrá que estar atentos. El trailer creo que se ha quedado antiguo, ya que cuenta con los actores del primer piloto. Pero sirve para hacerse una idea.