Frakking Black Friday!


El pasado viernes fue el Black Friday en EEUU, día de rebajas por allá. Avisado por Kyra ( yo que tu exigiría comisiones) entré en Amazon.com en busca de algunas buenas ofertas y comprar finalmente dvds de Zona 1, algo de lo que hasta el momento no estaba muy convencido. Supongo que con algún programa podré verlos con el ordenador sin mucho problema, o al menos eso es lo que espero.

Lo primero que miré fue el precio de Battlestar Galactica, pero no estaba muy rebajado, esto unido a que creo que finalmente me esperaré a que editen un pack con la serie al completo, pasé a mirar otras series. Había algunas como Supernatural o The Shield que estaban tiradas de precio (por unos 12 €), pero finalmente decidí pasar de ellas, ya que me las puedo pillar de segunda mano en España sin mucho problema y a un precio asequible.

Junto a estas series estaba el pack con las siete temporadas del Ala Oeste de la Casa Blanca al completo por unos míseros 74 $, lo que no es nada teniendo en cuenta que lo conforman más de 40 dvds. Tardé en tomar la decisión y justo cuando voy a comprarlo van y lo suben de precio al doble. ¡Que mala suerte! Por lo que finalmente me decidí por dos series que tenían una característica común: no puedo conseguirlas en España.

Firefly. Esta serie fue el siguiente proyecto de Joss Whedon tras Buffy y Angel. Y como todos sabemos, fue un fracaso debido a su género, ciencia ficción y a la cadena que la emitía, FOX (una situación que parece que va a repetirse con Dollhouse). Tras su cancelación, Joss consiguió realizar una película con la que concluir la serie, lo cual tampoco es tan raro teniendo en cuenta que hablamos del mismo tipo que fue capaz de conseguir que una cadena produjese una serie de una horrible película llamada Buffy Cazavampiros. Cuando se estrenó en España Serenity, fui al cine a verla, pero en cierto modo me decepcionó un poco. Esto unido a que el piloto me resultó bastante aburrido, nunca me puse con la serie. Ahora, viendo la posibilidad de conseguir el pack repleto de extras por 16 eurillos de nada, voy a darle otra oportunidad. Quizás ese no fue el momento de ver la serie.

Carnivale. Con esta serie me sucedió algo parecido. Empecé a verla, me maravilló su dirección artística pero me resultó bastante lenta. Y a lo tonto la dejé abandonada y no pasé más allá del tercer o cuarto episodio. Cuando me topé con la primera temporada a 19.90$ no me pude resistir y decidí darle otra oportunidad. De nuevo, una de las razones que me lanzó a comprar la serie fueron los extras que incluye el dvd y como no, los subtítulos en español.

Como debo ser medio subnormal, compré los dvds en dos pedidos distintos y según parece Carnivale no tardaré mucho en recibirlo, pero Firefly todavía no lo han enviado. Esperemos que no se retrasen mucho y si hay suerte llegarán justo para mi cumpleaños. Por lo demás me he impuesto a mi mismo la prohibición de entrar por Amazon al menos hasta Enero. Que ya me conozco. Y eso que el Dvd del Dr. Horrible resulta muy tentador. Habrá que estar atento a los extras que vayan incluidos y a los idiomas.

Y hasta aquí la crónica de mi desaforado consumismo. ¿Qué os comprasteis vosotros?

Cruce de personajes

Hace poco se anuncio que para febrero y coincidiendo con los swepps se produciría un crossover entre las series de Anatomía de Grey y Sin cita previa. Si el año pasado nos ilusionaron con la posible muerte de Meredith (que pena que no se ahogase) en este veremos cruzarse a los personajes de ambas series. Es cierto que Addison ya regresó al Seattle Grace el año pasado tras la huelga, para que los espectadores no se olvidasen de su personaje. Pero en este caso, parece ser que el movimiento de personajes se producirá en ambas direcciones.

Esta técnica del crossover que en el cómic americano es pan de cada día, también la hemos podido ver en diferentes series de tv. Desde los crossover entre franquicias como CSI, donde los forenses de una ciudad eran ayudados por los de otras a series como Las Vegas y Crossing Jordan que también cruzaron sus personajes. Esta técnica resulta muy atractiva, sobre todo si el espectador conoce ambos programas. Ver a un personaje en un universo que le es ajeno, rodeado de personajes que nosotros conocemos, pero que él no, es todo un punto.

Pero donde es más habitual los crossover son en series que han tenido un spin off. Por ejemplo entre Buffy y Angel. El motivo en estos casos suele ser el de relanzar la serie hija, aprovechando el tirón de la original. Esto se puede aprovechar más o menos, como por ejemplo sucede con el episodio I will remember you, un regalo (envenenado) para todos los fans de Buffy/Angel. Las apariciones de Angel en Buffy posteriormente también estuvieron muy bien, sobre todo cuando este se da cuenta de como han cambiado las cosas en su ausencia (por ejemplo con Riley o Spike).

Aún así, hay que reconocer que entre Buffy y Angel siempre hubo mucho feedback y los personajes se paseaban entre ambas series como Pedro por su casa. Desde Drusilla, Darla, Oz, o Willow. E incluso algunos de ellos crecieron mucho en una serie, antes de volver a la que les vio nacer, como fue el caso de Faith.

Pero muchas veces cuando vemos alguna serie nos preguntamos como cierto personaje pegaría en otra. Por ejemplo, Buffy en True Blood sería una especie de loca fanática que cree que su misión es matar vampiros. ¿Y Veronica Mars? Este personaje es tan grande que podría estar en cualquier serie. ¿Os la imaginais codeandose con los chicos de Gossip Girl? En tres minutos se ventilaba a esa pandilla de niñatos. Bien podrían darle una de estas series procedimentales, como en principio parecía que iba a ser su supuesta cuarta temporada.

Por su parte The Richies sería una buena familia para Wisteria Lane, y podríamos disfrutar de una drogadicta Minnie Driver codeándose con nuestras desesperadas. Aunque en la serie de Marc Cherry también habría sitio para Nancy Botwin, que no desentonaría para nade en ese barrio. ¿Y porqué no cruzar 30 Rock con The Office? Imaginaos a los de Scranton de visita en los estudios de la NBC, eso sí que sería liarla parda.

¿Y House por Anatomía de Grey? Les quitaría las tonterías a todos los personajes en un momento. ¿Y cruzar Fringe con Supernatural? Aunque en ambas series no desentonaría ni Mulder ni Scully. ¿Y si Sidney Bristow ayudase a Jack Bauer? Entonces EEUU sería el país más seguro del mundo. Aunque si estos dos cayesen en la isla de Perdidos, en diez minutos estaban siendo rescatados. ¿Y si las chicas de Sexo en Nueva York se cruzasen con Barney? ¿Y si la tripulación de Battlestar Galactica se cruzase con Firefly (aunque ya hay un giño a esta serie en el piloto de BG)? ¿Y si Roslin hubiese sido la sucesora de Bartlett en el Ala Oeste?... Esto es un no parar.

¿Qué otros crossover os han gustado u os gustaría ver?

PD: No podía olvidarme del crossover que McGuffin tanto desea: Sarah Corvus dándose un paseo por Heroes. Quizás eso sea lo que Tim Kring necesita.

PD2: Tanto hablar de Buffy que tengo mono de esta serie. A ver si me revisiono mis episodios favoritos.

Todos merecemos un buen final


El otro día hablando con una amiga terminé por recomendarle la película de La niebla de Frank Darabont. Pese a que sea un film bastante flojito tuvo algo que la hizo destacar por encima de cualquier otra propuesta mediocre de cine de terror, su conclusión. Es cierto que parte de una situación interesante, aunque ya algo vista, como es la de un grupo de personas encerradas en un lugar acechadas por algo desconocido que espera en el exterior. Esto permite hablar sobre el fanatismo y como la gente se deja manipular en determinadas situaciones. Pero desgraciadamente todo este discurso no me pareció del todo bien manejado y pecaba de poco sutil. Por ello tampoco esperaba gran cosa en su último tramo del metraje. Hasta que el director se marca ese final.

Las últimas escenas no aparecen en la novela original de Stephen King en la que se basa la película. Pero el propio autor reconoce que le parecieron brillante y que cierran la historia de una forma que el no supo hacerlo en su versión escrita. Quien haya visto el film sabrá a que me refiero. Esos últimos cinco minutos son tan nihilistas, cínicos y extremos que uno no sabe muy bien como tomárselos. Pocas veces un final te deja tan descolocado, sin saber si partirte de la risa o romper a llorar. Yo reconozco que tardé dos días en decidir si me había gustado o me había parecido una soberana basura. Al final entendí la broma y pasé a recomendar esta película a todo el mundo.

Y es que un buen final puede conseguir que una película normal se transforme en algo mejor. El recuerdo que te queda de ella son los últimos minutos y le perdonas todos los desaguisados que haya tenido. Todo ello si ha sido coherente con lo que te contaban y a la vez han conseguido sorprender. Esto es un arma de doble filo, ya que una buena película puede irse al garete si le plantan un final pésimo. El film puede haber sido muy bueno, pero siempre recordarás ese regustillo amargo de la decepción por aquello que podía haber sido memorable y que se quedó en nada. Un buen ejemplo de esto es la primera temporada de Heroes.

Hay finales como los de El sexto sentido o Los otros que han creado escuela. Recuerdo haber acabado harto de que toda película de terror que veía tenía que acabar con final sorpresa en el que todo terminaba siendo una alucinación o que realmente estaban muertos. En El sexto sentido funcionó porque fue una sorpresa y en Los Otros me convenció la utilización de ese recurso ya que iba más allá del simple efectismo de una sorpresa final. Esa revelación aportaba una nueva dimensión dramática al relato y demostraba de nuevo una cosa: no hay nada como una mala madre para hacer una buena película de terror.

Pese a que el atractivo de un film como Memento era su alambricada estructura, su sorprendente final le aportaba una nueva lectura a la película. Ya no era solo una demostración de las posibilidades de deconstruir un guión, sino de darle un sentido a lo que se nos está contando. Ya no nos habla de alguien que olvida lo que le ha sucedido hace cinco minutos, sino de alguien que prefiere construirse su propia realidad.

Otro de esos finales arrolladores sería el de Old Boy. Toda la película es una absoluta maravilla y sus últimos veinte minutos son su broche de oro. Es una historia de venganza y si está bien hecha el clímax nos trae el enfrentamiento el protagonista y su antagonista. Lo que no podíamos imaginarnos es que lo que habíamos visto hasta el momento no era nada y que la verdadera venganza aún no la conocíamos. Todo lo vivido por el protagonista era tan solo el preámbulo de todo el horror que se sucederá en esa secuencia. El dolor físico y el emocional se fusionarán hasta el paroxismo pegándonos a la butaca y sin dejarnos oportunidad de responder. La escena roza el ridículo (en el que cae si véis su versión doblada, no cometáis ese error) y en cierto modo bordea lo soportable, para terminar todo ello en un paisaje nevado y con la certeza de que solo olvidar nos traerá la paz.

Toda esta divagación respecto a los finales viene del hecho de que no quería hablar del final de True Blood, ya que otros como Molti, lo han hecho antes y mejor, y tampoco es cuestión de repetirse. Así rápido y sin spoilers, decir que me ha convencido y pese a no ser apoteósico me ha tenido dando saltos en el sofá. Se han apuntado cosas muy atractivas para la próxima temporada, de la que destaca por encima de todo el personaje de Michelle Forbes (a la que adoro desde que interpretase a la impresionante Almirante Cain en BG). La sensación general que me ha dejado esta serie de Allan Ball ha sido de desconcierto, tenía cosas muy buenas que se combinaba con elementos grotescos propios del peor cine de serie B. Pero como otros han apuntado, puede que este hecho aposta y que como ya dije al comenzar la serie, todos esperábamos un nuevo programa gafapástico y va a resultar que eso es lo último que es True Blood.

PD: Por si no ha quedado claro, Old Boy no es un film que os podáis perder.

GREY'S ANATOMY 5x09 In the midnight hour

Que Anatomía de Grey ha recuperado el nivel es algo que ya sabe cualquiera que esté siguiendo esta quinta temporada. Hemos vuelto a disfrutar de casos médicos atractivos y no meramente anecdóticos (el trasplante de riñón en cadena), de su peculiar sentido del humor (la planta de dermatología) y de personajes peculiares e interesantes (el doctor Owen Hunt). Todo esto nos ha permitido disfrutar de un capítulo como el 5x09 In the midnight hour.

Sin llegar al nivel de otros como In to you like a train, ha habido una buena combinación de comedia y culebrón (llamarlo drama sería un eufemismo). Hemos podido disfrutar de casi todos los personajes cumpliendo alguna función, desde los internos de primer año que hacen cualquier cosa por conseguir practicar un poco, a los de segundo año que buscan destacarse para poder hacer su primera operación en solitario. Por su parte, el caso del padre sonámbulo también nos ha servido para conocer un poco más a al Dr. Sloan.

En este episodio se han apuntado varios elementos interesantes. Por un lado el personaje interpretado por Melissa George (la malérrima esposa de Vaughn en ALIAS), que da vida a la mejor amiga de Meredith y que tiende a la automutilación con una facilidad pasmosa. Se intuye en ella un personaje oscuro, que se sitúa lejos de la candidez del resto de personajes de este hospital. Algo va mal en ella, y en este episodio nos hemos dado cuenta.

Kevin McKidd por su parte está construyendo otro personaje bastante atractivo. Reconozco que en Roma nunca me llegó a convencer, pero aquí me lo creo perfectamente como el Dr. Owen Hunt, antiguo marine con las ideas muy claras y enamorado hasta las trancas de Christina. Y es que, este personaje puede servir para volver a explotar a una Christina que ha pasado bastante desapercibida en la última temporada. Además, a este médico se le ve con más caracter que a Burke, que siempre me pareció bastante soso (como personaje, pero también como actor).

Otra que ha ganado en consistencia ha sido Lexie Grey, hermana de Meredith. Ha pasado de pulular por el hospital sin un objetivo claro, a ir ganando una personalidad que demuestra que no es la chica blandita y sumisa que todos creen que es. Y con ella, el resto de internos de primer año han pasado a ser algo más que un mero bulto de fondo.

La doctora Torres, por su parte se ha quedado tocada tras la marcha de la Doctora Hahn, pero en contra de lo que pensaba, esto no ha resentido tanto a la serie y nos está sirviendo para mostrarnos una relación de amistad entre ella y Sloan que también resulta en cierto modo bastante tierna.

Como nota negativa estáría el extraño triángulo amoroso en el que se encuentra involucrada Izzie, debatiéndose entre Alex y su exnovio muerto. Aquí tengo una teoría, y es que realmente estamos viendo las fantasías onanistas de Shonda Rhimes, que está enamorada del personaje de Denny. Es la única explicación que le encuentro a esta trama. Bueno, también está la queja de la actriz por haber tenido una cuarta temporada sin material dramático de calidad: viene a ser algo así como ¿Querías llorar? Pues prepárate. Aunque todo parece indicar que nuestra Izzie está perdiendo la chaveta, la creadora de la serie ha asegurado que la razón no es un tumor cerebral. ¿Se nos habrá vuelto esquizofrénica? Por ahora, no me parece que esta trama lleve a ningún lugar. Pero nunca se sabe, a lo mejor nos sorprenden y para bien.

Otra de las alegrías de este capítulo ha sido la poca participación de George, que había llegado a resultar cargante y odioso. Se ve que se han dado cuenta y están dosificando su presencia. Respecto al regreso de Mary McDonnell por el Seattle Grace, habrá que estar atentos, pero su primera aparición fue un poco decepcionante.

Por tanto y para ir terminando, me alegro mucho del buen equilibrio que están consiguiendo las tramas de Anatomía de Grey, algo bastante delicado teniendo en cuenta la ingente cantidad de personajes que manejan. Están consiguiendo además, combinar géneros tan bien como lo hacían en su segunda temporada y están consiguiendo que les perdonemos sus errores pasados. ¿Quién me iba a decir que esta iba a ser una de las series que más iba a echar de menos por culpa del parón navideño que se avecina?

Todo queda en familia

Ahora que me estoy poniendo al día con Las crónicas de Sarah Connor (que cada vez me gusta más) me ha llamado una cosa la atención y es el concepto de familia que maneja, un concepto que se ha enfocado de manera similar en otras series como Buffy. No te habla tanto de la familia como aquellos que están emparentados a uno por la sangre, sino que se refiere a aquellos que viven y sufren contigo y que a pesar de ello ahí están.

La familia es omnipresente en la televisión, ya que en gran medida, cuando vemos la tele lo hacemos en compañía de ellos. Pero hay muchos tipos, dependiendo del tipo de serie que estemos siguiendo. Desde esas edulcoradas al estilo tribu de los Brady, como podía ser la que vemos en 7 en el Paraíso, en la que todos los problemas se resuelven con un poco de amor y la ayuda de Dios (eso que no falte) a otras mucho más disfuncionales en las que tus padres son agentes dobles y a la mínima que te descuides te meten un tiro después de descubrir que es un espía de la KGB.

Familias hay tantas como personas y la televisión se ha encargado de retratarlas de muy diversas maneras. Tenemos a esas dinastías de familias de ricos, aquellas que provienen de Dallas, por ejemplo, y que encuentran su contrapartida actual en los Darling (recientemente cancelados). Están esas familias de mafiosos que intentan emular a los Corleone, los más famosos son Los Soprano, pero no los únicos. La última familia con negocios ilegales en llegar al pueblo ha sido la de Sons of Anarchy (que ademá viene comandada por Katey Sagal, como toda una bitch sin escrúpulos que hará cualquier cosa por mantener a su hijo a la cabeza de la banda).

Están las familias muy disfuncionales, como por ejemplo los Fisher, a los que enterrar cadáveres les dejó muy tocados de la cabeza. Tanto que al final veían y conversaban con los muertos que embalsamaban. En el lado opuesto, pero también dándonos cenas memorables, están los Walkers a los que les crecen hermanos bastardos como setas. Se gritan mucho, pero al final se perdonan cualquier cosa. Pero para disfuncionales y chalados, a los Bluth no les gana nadie. El pobre Michael debe tirar de todos ellos para evitar que se hundan en la miseria, ya que son familia (sino cualquiera les aguanta).

Después tenemos a esas otras familias que por alguna razón se han tenido que buscar una forma de sobrevivir que no es muy habitual. Los Botwin, con Nancy a la cabeza son un buen ejemplo, no hay nada como vender marihuana para mantener el nivel de vida. Y si hablamos de falsas apariencias no podemos quedarnos sin mencionar a los Richies, que fueron capaces de suplantar a una familia de clase alta sin que nadie se diese cuenta (en principio).

Volviendo a Las crónicas de Sarah Connor, tenemos a esas familias formadas por las circunstancias. Ya sea por proteger al futuro líder de la resistencia o por ayudar a la cazavampiros en su misión como elegida. Esto también lo podemos ver en Angel, sobre todo a partir de la tercera temporada, con esa peculiar familia de vampiros, cazafantasmas y padres suplentes y ausentes. En las sitcoms esto también es muy habitual y es que los seis protagonistas de Friends son como una familia, y lo mismo se puede decir de Will y Grace, que en muchas cosas son como un matrimonio.

No olvidemos esas familias que a primera vista parecen perfectas, pero en las que uno de sus miembros esconde un secreto. Ya sea un cáncer terminal como en Breaking Bad, o que se dedica a matar a gente en su tiempo libre, como en Dexter.

También tenemos familias monoparentales como por ejemplo la de las Gilmore, donde el café, la comida basura y las referencias a la cultura pop campana a sus anchas. Y es que el dinero para esta serie salió de una de esas asociaciones que se dedican a proteger a la familia (o algo así). La ausencia de uno de los padres es un elemento importante en Terminator o en algunos de los chavales de la serie inglesa Skins.


Y para familias que guardan algún que otro fantasmas en el armario, a los Bristow no les gana nadie. Pero los Mulder les siguen de cerca, por eso del tema de Samantha y las abducciones. En Galactica la relación entre Lee y su padre estuvo al principio marcada por la muerte de Zach y la identidad del padre de Starbuck puede darnos alguna que otra sorpresa. Y la familia Marcos vio tambalearse su solidez con la desaparición de Patricia.

¿Cuál de todas, es vuestra familia televisiva favorita? A mi me cuesta decidirme por una.

PD: De las que están por venir, The United States of Tara promete ser muy interesante, con esa madre con personalidad múltiple.

Trailer Battlestar Galactica Episodios Finales


Finalmente salió la primera promo de los episodios finales de Battlestar Galactica. Lógicamente, si no habéis llegado hasta el episodio 4x10 Revelations, no le echéis un vistazo, ya que contendría spoilers. En cuanto a la promo, tampoco dice gran cosa, se puede ver alguna que otra imagen bastante intrigante, pero por lo demás no avanza mucha información (casi mejor). Ahora ya solo queda esperar a los webisodios, y como no al regreso de la serie en Enero.

Cuando empezamos por el final

Empezar una historia desde su conclusión es una opción arriesgada, pero que hemos visto utilizada montones de veces. Comenzar con uno de los personajes protagonistas muerto y a partir de ahí relatarnos cual ha sido su historia es algo que podemos ver por ejemplo en Moulin Rouge. Desde el principio sabemos que Satine morirá al final, pero eso no nos supone ningún problema y al igual que cuando vemos Romeo y Julieta, tenemos la esperanza de que al final algo cambie y el destino del personaje no corresponda con lo que se nos ha anunciado.

Y si en principio, toparnos con la conclusión de la historia nada más empezar puede descolocarnos e incluso desilusionarlos, esto permite que la trama adquiera nuevos tintes y sea vista desde una óptica distinta. En Los Puentes de Madison, desde el principio sabemos que Meryl Streep no abandona a su familia, pero eso no quita que suframos (y lloremos como magdalenas) en la escena del coche. Saber que ella no se va le da una nueva perspectiva a esa historia de amor, nos la convierte en algo doloroso, ella es feliz con él, se siente completa, pero todos sabemos que renunciará a todo eso por su familia.

En otros casos, el empezar por el final tiene la función de intrigarnos, de hacernos querer saber como se llega a ese punto. En Alias utilizaban mucho esa técnica, con episodios que comenzaban por el final y luego retrocedían 72 horas para enseñarnos como Sidney ha terminado en una situación imposible de difícil solución. El problema en este caso se encuentra en las expectativas. Si le muestras el final al espectador, este se hará una idea de lo que ha podido suceder en su cabeza. En ese caso, el guionista deberá estar a la altura y superar las expectativas creadas y a la vez evitar ser demasiado obvios, para así poder sorprender a quien te sigue.

Todo esto, viene a colación de uno de los animes que estoy viendo, Ga-Rei Zero. Sus dos primeros episodios corresponderían perfectamente al 23 y 24 con el que se concluiría la serie. Pero en cambio son utilizados para presentarla. Nos muestra a unos personajes enfrentándose a una situación límite que no pueden manejar y que concluye de manera bastante trágica. El final del 1x02 bien podría ser el season finale y deja al espectador completamente desubicado y preguntándose como narices va a continuar la serie. Y es en el 1x03 donde llega la respuesta. Eso que hemos visto, realmente es el final, y los siguientes capítulos nos contarán el camino que nos lleve a esa terrible conclusión.

Esto es positivo para la serie por dos cosas. En primer lugar porque empieza muy alto (por el clímax de la historia), algo importante a la hora de enganchar a los espectadores. Y por otro nos transmite la idea de que hay un destino ya escrito ante el que no se puede hacer nada. Tras su intenso comienzo los dos capítulos que le han seguido han tenido un marcado tono cómico, siendo bastante tontorrones. Si la serie hubiese comenzado así yo no la habría seguido, pero al saber como termina todo, la comedia y las escenas entrañables adquieren tintes de tragedia griega. El espectador sabe que toda esa ligereza y esa felicidad tarde o temprano será eliminada de un plumazo. Y ahora sabemos que eso dolerá. Y mucho.

Con esto, vengo a decir que al deconstruir la macroestructura narrativa de Ga-Rei Zero, han transformado en algo muy interesante una serie que de otra manera habría tardado mucho en arrancar y que podría haber sido confundida como un producto más light. Y es que ahora, cuanto más chorra pueda ser un episodio, más trágico nos resulta y más dolor traerá en el futuro a los personajes. Ahora solo queda que no decepcionen y que aprovechen el material que tienen entre manos, que por lo que se intuye, puede tener mucha fuerza.

Por el poder de 5

Venga, no voy a ser menos. Aunque esto ya es repetirse. Aquí van cinco recomendaciones de series que deberíais ver. Evito las típicas, por lo que no hablaré ni de Battlestar Galactica, ni de Buffy, ni de Veronica Mars, entre otras. Y evitaré en la medida de lo posible hablar de las que ya habéis recomendado.

1. POPULAR
No podía quedarme sin la oportunidad de reivindicar esta serie. Viene a ser a las series teen, lo que Chicas Malas fue al cine para adolescentes. Una serie plenamente consciente de si misma, gamberra, divertida y muy pasada de rosca (esa Mary Cherry). Comenzando como si de otro programa de adolescentes se tratase, pronto se percibe un punto más cruel y culebronesco del que se acostumbra. A los pocos episodios los guionistas se desmelan y nos regalan una primera temporada delirante (esa báscula que las llamaba gordas no tenía precio) que se cierra con un season finale completamente paródico y tronchante (un terremoto, una boda, un secreto, un musical, un animal caníbal, etc). Por desgracia en su segundo año perdió gran parte de su frescura y se transformo en una serie mucho más convencional.

2. ES MI VIDA (My so-called Life).
Esta serie ya tiene sus añitos. Protagonizada por Claire Danes y Jared Leto, seguimos a la protagonista en su deambular por la adolescencia, todo ello desde un punto de vista que se aleja de lo que se acostumbra en este tipo de series. Ella se va con los raros y un poco frikies y nos va relatando su visión del mundo desde un punto un tanto desencantado, pero también cautivador. Para hacerse una idea, Es mi vida estaría más cerca de programas como Veronica Mars (no me podía quedar sin nombrarla) que de One Tree Hill o Gossip Girl. Debido a su peculiar tono pronto se convirtió en toda una serie de culto, lo que no impidió que se salvase de la cancelación al concluir su primera y única temporada.

3. DESAPARECIDA
Pese a que McGuffin ya la ha recomendado, no puedo evitar hacerlo yo también. Para una serie española que me gusta, y no solo eso, sino que me engancha y me hace ver varios episodios seguidos (teniendo en cuenta que cada uno ronda los 60-70 minutos, es algo que tiene mérito). Es cierto que su duración es un lastre que empaña lo que podría haber sido la mejor serie española de los últimos año, pero aún así, que su recorrido estuviese limitado a 13 episodios, permitió a los guionistas desarrollar una historia con un principio y un final. La investigación de la desaparición de Patricia Marcos avanzó lenta pero segura, con varios giros de guión sorprendente y con un retrato intachable de todos los implicados. Como suele suceder en este tipo de historias, la desaparecida no era la angelical chica que sus padres creían y los secretos que tiene poco a poco van saliendo a la luz. Pero más allá de la investigación hay dos cosas que hacen grande a la serie. Por un lado el retrato que se hace de la familia y como esta desaparición les afecta, estando las interpretaciones de Luisa Martín y de Carlos Hipólito a la altura. Y por otro los detectives Aldrún y Sierra, con un Miguel Angel Solá que construye un policía muy interesante. Si tenéis oportunidad os diría que le dieseis una oportunidad. Merece la pena

4. ARRESTED DEVELOPMENT.
Pocas (muy pocas) comedias pueden estar a la altura de la familia Bluth. Precursora de la evolución que seguiría el género, dejando de lado la grabación multicámara y apostando por un tono semidocumental, esta serie nos proporcionó risas como pocos lo han hecho. Con un humor bastante absurdo y situaciones en algunos casos llevadas al extremo y al ridículo, no podemos hacer otra cosa que compadecer a Michael por tener que soportar a una familia como esa. Esta es una comedia, que nadie que diga que le gusta este género, se puede perder. Por desgracia no fue comprendida por el gran público y no superó su tercera temporada (también hay que reconocer que este último año fue un poco más flojo).

5. SKINS
No puede faltar una de las que para mi fue serie revelación de la temporada pasada. Esperaba encontrarme con una especie de Física o Química a la inglesa y me topé con este drama sobre la adolescencia y el final de la misma. Personajes que gritaban por ser amados y tenidos en cuenta y que como no lo conseguían tomaban diferentes caminos en su afán por no sentirse solos. Skins, sin ser original en su planteamiento, si lo es en su ejecución, buscando contar una historia ya vista de una manera diferente y creativa. Que cada episodio se centrase en uno de los jóvenes permitía mostrar diferentes visiones de una misma realidad. Su segunda temporada se tornó más oscura, pero me gustó aún más, si cabe. Y además, como dice Anade, está Cassie y ya solo por eso hay que amar Skins.

Vaya, esto de recomendar series, al final ha sido más difícil de lo que pensaba. Me he dejado en el tintero algunas como Extras, Torchwood, Doctor Who y animes como Cowboy Bebop o La visión de Escaflowne. Además, es curioso que tres de las cinco que he recomendado han sido series juveniles... si es que en el fondo sigo siendo un niño :D

Una de vídeos

Reconozco que resulta muy cutre actualizar el blog después de una semana sin haberlo tocado, colocando unos vídeos. Pero es que por culpa de las prácticas de la universidad y por pereza, llevo un poco atrasadas las series que sigo, por lo que tampoco tengo mucho que decir. Y es que algunas como True Blood las llevo con tres capítulos de retraso (lo que me lleva a leer acojonado los post que están saliendo sobre la serie, no vaya a ser que se cuele algún spoiler).

No debo dejar que se me acumulen los episodios, porque sino al final no me pongo con ellos. Y es que tanto Las crónicas de Sarah Connor, como Merlin, No Heroics o Sons of Anarchy las descargo semana a semana pero no encuentro el momento de sentarme a verlas. Por suerte, me compré el otro día una tele de 37 pulgadas con la que pienso ponerme al día. Y es que acostumbrado a ver todos los programas en la pequeña pantalla del portátil, es un shock poder disfrutarlas tan grandes. Si a eso le añadimos que el capítulo esté en 720p, entonces es como estar en el cielo teléfilo...

Bueno, a lo que venía:
  • La tercera temporada de The IT Crowd se estrenará finalmente el 21 de Noviembre. Me ha soprendido esta noticia, porque no creía que fuesemos a tener más capítulos de estos informáticos. Pero bienvenidos sean. Mientras sigue en el limbo su remake estadounidense por parte de la NBC, desde UK nos llegarán los nuevos episodios. Aquí un sneak peak.




  • Mientras continuamos a la espera de algún mísero trailer de Battlestar Galactica, ya podemos ver las primeras imágenes de Laura Roslin, quiero decir Mary McDonnell, paseando por los pasillos del Seattle Grace. Su personaje de médico con el síndome de Apergen, que la lleva a comportarse de forma parecida a una persona autista, puede insuflar aire fresco, justo ahora que se han quitado de enmedio a la Doctor Hahn y que Denny vuelve a dar vueltas por el hospital. Aquí una pequeña entrevista a la actriz y algunas imágenes que sirven de adelanto a lo que va a ser su estancia en Grey's Anatomy.




  • Finalmente tenemos las primeras imágenes del especial navideño del Doctor Who, el último encarnado por David Tennant. Y para sorpresa de todos, parece que conoceremos al nuevo Doctor ¿será cierto? Ya sabemos que en esta serie no hay que fiarse de lo que nos digan al principio. Habrá que estar atentos.




  • Continúo sorprendiéndome con los animes de esta temporada. Aquí os dejo el opening de Michiko to Hatchin, que viene de la mano de los creadores de Cowboy Beebop, y eso se nota (y es algo MUY bueno). Ya profundizaré sobre él más adelante.






Y hasta aquí hemos llegado por hoy :) A ver si esta semana vuelvo a recuperar un poco el ritmo, aunque con todos los trabajos que tengo pendientes, me va a costar.

Preguntas que me hago


Navegando por la blogsfera me han surgido una serie de preguntas teléfilas:
  • ¿Para cuando tendremos un trailer de los últimos episodios de Battlestar Galactica? A dos meses de que se estrene en el canal SciFi y todavía no hemos visto ninguna imagen nueva. Y eso que proyectaron uno en San Diego. Pero se ve que ninguno de los asistentes pudo grabarlo con el móvil. Por otro lado, la decisión de emitir los webisodios el día anterior en las pausas publicitarias de Pitch Black, es una estrategia cuanto menos, confusa. Lo cierto es que el canal Sci-Fi de vez en cuando se luce con el trato que le da a esta serie.

  • ¿Cuántos episodios le dais a Dollhouse? Yo apuesto por cuatro o cinco. Aunque como se ha comentado, quizás el programarla los viernes no lleve a los ejecutivos de la FOX a exigir mucho a esta serie (ni a Sarah Connor). Algo que puede ser bueno, teniendo en cuenta la trayectoria de Joss Whedon en cuanto a audiencias se refiere. Buffy y Angel fueron canceladas por WB, aunque luego UPN recuperase a la cazavampiros y Firefly no completó ni media temporada en FOX. Quizás sea un creador que se mueva mejor en un canal por cable que le de más libertad y no le exiga grandes audiencias. No olvidemos que ni Angel ni Buffy superaron los cinco millones de espectadores en sus mejores momentos.

  • ¿Porqué parece que nadie se da cuenta de que HIMYM es bastante irregular? Es cierto que es divertida, pero normalmente nos da un buen episodio seguido de otros más normales. Esto es algo que arrastra desde su temporada anterior y creo que la salva el hecho de que ya estamos encariñados con los personajes y le perdonamos sus fallos.

  • En cambio ¿cómo puede ser Liz Lemon tan absurda? Se ve que han seguido por el camino marcado por los episodios posthuelga y la serie continua siendo un sinsentido (visto como algo bueno), en el último episodio, las confesiones a Oprah y todo lo que la rodeó no tuvo precio, pero Tracy y Jenna también tuvieron muy buenos momentos, al igual que Kenneth. Esta serie ha regresado en plena forma y esperemos que les dure. Además, parece que las audiencias acompañan.

  • ¿Porqué me da igual quién puede ser el asesino de True Blood? Es curioso, pero lo que en principio es la trama principal a mi no me interesa lo más mínimo. Pero esto no quiere decir que la serie no me guste, ni mucho menos. La disfruto como pocas, pero me conformo simplemente con el deambular de esos personajes (sobre todo de los secundarios) por sus pequeñas vidas.

  • Y continuando con True Blood ¿porqué se le pasan las penas tan rápido a Ana Paquin? Esta es una de las cosas que más me chirrían de esta serie. Ya se le puede morir un familiar o el amor de su vida, que a los veinte minutos está como una rosa. Esto y algunas secuencias con los vampiros me confunden y me hacen preguntarme si realmente estoy viendo una buena serie o no. Todavía no lo sé.

  • ¿Porqué Shonda Rhimes no deja de mostrarnos al fantasma de Denny cada dos por tres? Lo mató hace más de dos temporadas y por ahí sigue. Todos sabemos que se arrepintió, pero que lo supere de una vez.

A la última


El comienzo de esta temporada televisiva está siendo interesante. Y en este caso no me refiero a la calidad de las series sino a todo lo que hay alrededor de ellas. Me explico. Cuando uno se convierte en un friki de la tv (como casi todos los que pasáis por este blog , seguro :D ) ya no solo se limita a ver la serie pasivamente. Sino que a lo largo de la semana está atento a las noticias que salen sobre ella, a sus audiencias o a sus fichajes. Por no hablar de los spoilers, algo que aborrezco personalmente. Si a esto le añadimos el hecho de que muchos seguimos como mínimo diez series a ritmo USA, eso se traduce en un montón de información si queremos estar a la última de lo que se cuece al otro lado del charco.

Pasamos a interesarnos por las audiencias que pueda haber hecho en EEUU una serie (cuando en principio es algo que ni nos va, ni nos viene), porque sabemos que si estas son bajas, quizás peligre su permanencia en antena. Estamos atentos a que actores se suman en las nuevas temporadas de nuestras series e incluso tenemos controlados a algunos guionistas, estando pendientes de cuales van a ser sus nuevos trabajos o de si son despedidos (como los de Héroes). Por no hablar de esa época en torno a Abril o Mayo, cuando las cadenas anuncian que series continúan y cuales renuevan.

Es todo un mundo en si mismo y es una forma de disfrutar aún más la televisión. Como ya he dicho, este año está siendo interesante. Por un lado la caída de espectadores generalizada ha tenido consecuencias un tanto inesperadas, como la renovación de programas que en principio nadie daría un duro por ellos, como Kath y Kim. Lo mismo se puede decir de Las crónicas de Sarah Connor a la que se ha concedido una temporada completa, decisión que ha sorprendido a propios y extraños, ya que nadie se la esperaba.

Fringe prometía ser el nuevo Perdidos, y al final no ha conseguido tanta repercusión mediática como la serie de los naúfragos. Por su parte Dollhouse, uno de los proyectos más esperados de la temporada, también ha tenido que lidiar con diversos problemas, desde rodar un nuevo piloto, hasta el enfrentamiento entre la cadena y Joss Whedon, sobre lo que la serie debería ser.

La huelga, a su vez, ha hecho que muchas de las novedades que tienen las cadenas para Octubre, se hayan retrasado hasta la midseason. Esto también explica el aguante por parte de las diferentes cadenas, con series que no están dando el resultado esperado. No pueden cancelarlas porque simplemente no tienen series de repuesto. Quizás, esto implique que en Enero se produzca una pequeña escabechina de programas. Habrá que estar atentos y rezar porque los que nos gusten no estén entre ellos.

De lo último en saltar ha sido la noticia del despido de Brooke Smith de Anatomía de Grey, se comenta que por el desacuerdo de la ABC con el cariz que tomaba la relacón lésbica entre Callie y la doctora Hahn. Justo ahora que la serie se estaba recuperando. Es curioso, cuando hace menos de un año se consideró a esta cadena como la más gayfriendly gracias a series como Ugly Betty o Cinco Hermanos. Ahora se rumorea que muchas de las tramas de temática homosexual se van a suavizar. Espero que no sea así, ya que implicaría un paso atrás bastante importante.

Como podéis ver, todo lo que rodea a nuestras series es apasionante y bastante interesante (si eres un poco friki). A ver cual es la próxima noticia en saltar. La última que me ha fastidiado, la cancelación de Guante Blanco, que por suerte continuará en la web. Pero, como bien se pregunta Chica de la tele (que no "la" chica :P ) ¿seguir la serie por Internet nos permitirá encontrar respuesta al flashback o la trama general se quedará abierta y los espectadores nos quedaremos sin obtener las respuestas?

Legend of the Seeker 1x01 Prophecy


Sí, he visto el piloto de Legend of the Seeker y me ha gustado. Pero también me gustan las películas de terror típicas que siguen el mismo esquema de adolescentes descerebrados que mueren a manos de algún loco. Con esto quiero decir, que en gran parte, he disfrutado de esta serie porque es un género que me gusta y porque he pasado por alto sus fallos, ya que son marca de la casa.

En esta adaptación televisiva de La espada de la verdad, nos enfrentamos a una historia, de la que al menos su punto de partida está muy visto dentro del género (ahora mismo me vienen a la menta tanto La rueda del tiempo como Eragon). Un joven, inconsciente de su destino, que vive en su pueblo arreglando puentes, pronto descubre que su misión será destruir al tipo más malvado de ese mundo. Para conseguirlo, será ayudado por una Confesora, llamada Kahlan y por un brujo que fue quien lo dio a sus padres adoptivos cuando tan solo era un recién nacido. Como es habitual en la fantasía, nos enfrentamos a una historia de iniciación, donde una persona normal debe hacer frente a la misión que los hados le han reservado, aprendiendo poco a poco, hasta convertirse gradualmente en el héroe que todos esperan.

Si tenemos en cuenta la previsibilidad de la historia (que realmente es culpa de los libros en los que se basa) y lo aceptamos, podemos a disfrutar de la serie. Reconozco que la esperaba visualmente mucho más cutre, pero hay que decir que les ha quedado resultona. Siguiendo la estela marcada por El señor de los anillos de Peter Jackson, nos encontramos con impresionantes paisajes que han sabido ser aprovechados para dar un mejor empaque a la serie. Si no tienes presupuesto para grandes decorados, como por ejemplo sucede en Roma, aprovecha sabiamente lo que la naturaleza te ofrece. Está rodad en Alta Definición y se nota y tiene efectos como cámaras lentas o algún que otro momento un tanto matrix que busca transmitir una sensación de calidad.

Por ejemplo, el comienzo del piloto, con la persecución a caballo tiene mucha fuerza y entra principalmente por la vista (y no me refiero a las escenas del protagonista cortando leña sin camiseta ;p ), intentando darle un aire moderno y más cinematográfico, buscando que no hagamos comparaciones con Xena (por otro lado, una serie muy divertida y consciente de si misma). Aún así, no hay que olvidar que estamos ante un programa con un presupuesto bastante limitado y tampoco se le pueden pedir peras al olmo.

Por su parte, los actores están justitos, siendo los dos protagonistas bastante flojos. Tanto él, Craig Horner, típico chico guapo inexpresivo (aunque sin llegar al nivel de Chace Crawford) como ella, Bridget Reagan, decepcionan. Esperemos que con el rodaje que vayan adquiriendo mejoren. Pese a todo, y como ya apunté al principio, me resultó entretenida y fácil de ver. No estamos ante ninguna serie intelectual, sino ante una historia de aventuras, con su eterno enfrentamiento entre el bien y el mal, con caballeros, brujas y héroes. Así de primeras, me ha gustado más que Merlín (serie de la que me tengo que poner al día), habrá que ir viendo cómo evoluciona y si el hecho de estar emitida en sindicación termina por ser un lastre o demuestra que en EEUU, este es todavía un sistema viable para emitir series.

Tan solo espero que dure al menos una temporada (según Imdb serán 22 episodios), que los personajes demuestren ser más interesantes de lo que a primera vista parecen y que no cometa el error de tomarse muy en serio a si misma. Y una pregunta para quien haya leído los libros ¿evoluciona a mejor la historia?

Una de animes: Ga-Rei Zero, Shikabane Hime y Bounen no Xamdou


Con los animes sucede un poco lo mismo que con las series procedimentales. En principio son todos iguales, siguen unas mismas reglas y suelen caer en los mismos fallos. Pero son los pequeños detalles o el tratamiento original de uno de estos elementos lo que llevará a diferenciar a un policiaco de otro. Hacer hincapié en la relación entre los investigadores, en la vida privada de la detective o en una conspiración que involucra a medio reparto, son algunas de las formas con la que los guionistas buscan dar identidad a su programa, para que no se confunda con los tropecientos que son como ellos.

Como he dicho, esto es un poco lo que sucede con los animes. Suelen seguir por lo general una serie de reglas, marcadas por el género al que pertenecen, ya sea shojo (para chicas), shonen (para chicos), mechas (robots) o cualquier otro. Normalmente suele haber una serie de personajes reconocibles y perfectamente intercambiables y unas historias que avanzan siguiendo un patrón visto una y mil veces. Pero si uno escarba un poco quizás encuentre alguna serie diferente (y si hay mucha suerte uno puede toparse con un programa como Serial Experiments Lain o como Paranoia Agent, verdaderas raras avis dentro del panorama del anime nipón).

Se ve que esta temporada sigo pocas series y he decidido echarle un vistazo a algún anime, coincidiendo con el comienzo de la temporada en Japón. Esto es algo que hace tiempo que no hago, ya que con tanta serie de EEUU o de UK uno no tenía tiempo. Con las excepciones de Mai HIME (anime que me encantó, pese a su decepcionante secuela Mai Otome), Chrno Crusade, Claymore o la divertida y fresca La melancolía de Harumi Suzumiya, por lo general he pasado un poco de largo del anime estos años. Basicamente por el hecho de que todas sus historias me resultaban muy parecidas y que seguían el mismo patrón.

Pero no sé si ha sido casualidad, pero esta temporada ha traído varios animes bastante interesantes. Me he puesto con tres de ellos y destacan por tratar temas ya vistos pero aportando un elemento que los elevan por encima de la media. Tras tres episodios de cada una de las series ya me he podido hacer una pequeña idea y aquí voy a comentarlos. También hubo otras serie, Tales of the Abyss que se quedó en la cuneta por típica, tópica e infantil.

Shikabane Hime: Aka
La traducción del título vendría a ser Princesa Difunta. Y eso es lo que parece ser la protagonista, cuya misión es capturar 108 espíritus para poder pasar al cielo. En su misión se cruzará Ouri Kagami, un chaval que busca independizarse y que verá como la joven es resucitada tras una c
ruenta batalla. Así de primeras no parece tener nada especial. Pero si añadimos que el estudio que se encuentra detrás de esta serie es GAINAX, el mismo que ha sido responsable de Evangelion, FLCL o Karekano (Las cosas de él y ella), ya podemos esperarnos algo distinto. El extraño ritmo, en algunos momentos bastante contemplativo que contrasta con las batallas que son bastante brutales me sorprendió. La crueldad que planea sobre la historia no me la esperaba. Y la protagonista casa con el tipo de personaje que tanto me gusta, fuerte y sufridora.

Ga-Rei Zero
A ver como hablo de este anime sin soltar spoilers. Podría decirse que la historia se centra en un comando creado por el gobierno para atrapar seres sobrenaturales. Hasta ahí, nada nuevo bajo el sol. Pero cuando uno ve la conclusión del primer episodio, que te deja sin palabras y completamente descolocado, ya no se sabe bien que pensar. El segundo episodio no es menos y su final, te vuelve a dejar patidifuso y sin tener mucha idea de por donde va a seguir la historia. Finalmente en el tercer capítulo la trama empieza a tomar forma y lo hace de manera muy interesante. Esta serie que también es bastante cruel, parece haber puesto especial cuidado en el desarrollo de los personajes, cuya evolución promete ser la piedra angular de este programa.

Bounen no Xamdou
Mi anime favorito de los tres. Situada en un escenario en el que hay un enfrentamiento entre diversos paises, hay una zona considerada neutral por ambos bandos. Hasta que una chica hace explotar un autobús escolar. Las consecuencias para el protagonista, Akiyuki, serán imprevisibles ya que verá como es infectado por algo que lo transformará en una criatura desconocida. Su salvación vendrá de la mano de una misteriosa joven, miembro de una tripulación de una nave encargada de realizar envíos a lo largo y ancho del continente. Por un lado, la calidad de la animación es impecable, algo que tampoco es extraño, teniendo en cuenta que es obra del estudio BONES (Wolf's Rain, Full Metal Alchemist). Pero lo que realmente me ha sorprendido ha sido el cuidado que se ha puesto en los personajes, sobre todo en los secundarios, que en muchos animes no pasan de ser meros arquetipos. Parecen más reales y tridimensionales de lo que se acostumbra. A mi me han encantado y sobre todo me han resultado muy interesantes.


Esperemos que estas tres series estén a la altura de lo que prometen y no decepcionen. Tengo otros dos animes más, pendientes de ver. A ver si saco un hueco porque con tanta serie y el plan Bolonia en la uni, ya no me sobra tanto el tiempo.