SKINS: Segunda temporada


Sin spoilers

La semana pasada terminé la segunda temporada de SKINS y he tenido un poco de tiempo para irla procesando y hacerme una idea de lo que me ha parecido. Ya hablé de la serie en su momento, cuando empecé a verla hace unos meses. Ahora he concluido con su segundo año, que bien podría verse como el último, ya que para la tercera temporada los creadores de la serie van a cambiar a todo el casting y presentarnos a nuevos chavales.

Decir que SKINS es una serie sobre adolescentes, es lo mismo que definir a Perdidos como una serie sobre unos naúfragos o a Battlestar Galactica como una de naves espaciales. SKINS es más de lo que aparenta a primera vista. Si hubiese que catalogarla de alguna manera utilizaría adjetivos como irreverente,transgresora, original, atrevida y más rara que un perro verde en algunas de sus partes.

La serie se centra en seguir la vida de un grupo de amigos de Bristol. Les seguimos en sus fiestas, en sus borracheras y en sus relaciones. Pero esto no es One Tree Hill o Gossip Girl. Cada capítulo se centra en un personaje mostrándonos el universo en el que se mueve desde sus respectivos puntos de vista. Y sin que apenas nos demos cuenta, al final terminamos dandonos de bruces con un relato rabioso sobre las soledades adolescentes, sobre como la familia pasa a dejar de ser un apoyo, ya que tienen más problemas que tú, como los amigos no van a estar ahí para siempre y como en cierto modo toda la gente te termina decepcionando de una u otra manera. Y es que la adolescencia es una etapa de cambios, que hay que disfrutar y aprovechar al máximo, porque ya no volverá. Todos crecemos y vamos dejando atrás la esperanza de que las cosas permanecerán igual para siempre.

En la segunda temporada de SKINS todos los personajes se ven obligados a madurar, porque las circunstancias les empujan a ello. Algunos tienen que volver a recordar quienes son, recuperar su fuerza, lo que le llevará a un alucinégeno viaje iniciático que les descubrirá que todo esta dentro de uno y que es el miedo lo que paraliza e impida que crezcamos. Otros tendrán que aceptar que su estilo de vida no les va a llevar a nada, pero que si uno encuentra a alguien que valga suficientemente la pena quizás haya una manera de salir del pozo.

Los adultos también tienen un papel importante en la serie (no tanto en las tramas), ellos son los que con sus amarguras y desencantos han creado una generación de jóvenes hedonistas que no se preocupan por su futuro. Se muestran como fracasados que se aferran a lo que pueden para intentar salir a flote y no hundirse, aunque con ellos arrastren a sus hijos.

También se habla del amor, de un amor que parece superarlo todo, que termina por desvelarse como un sentimiento egoísta, caprichoso y cambiante. Es un amor que provoca más dolor que placer, como bien le explica el personaje de Cassie a su amiga Jal ("¿Recuerdas cuando ibas conmigo en la ambulancia después de que intentara suicidarme? Eso es el amor")



Por tanto SKINS es una serie sobre la adolescencia, sobre el dolor que supone madurar, sobre los amigos y como éstos terminan por transformarse en tu familia, pero también en lo frágiles que son muchas veces estos lazos. Es una serie que no sortea temas espinosos y en los que la muerte está muy presente, donde las decisiones que se toman tendrán consecuencias imprevistas.

Respecto a la segunda temporada añadir que ha sido superior a la primera, que ha contado con momentos completamente desarmantes (el musical del 11 s no tiene precio), que ha sido bastante valiente, no tanto por los temas que ha tratado, sino por su peculiar manera de contarlos con toques bastante surrealistas (el capítulo de Tony visitando la universidad).

Los personajes son los mismos que en la primera temporada, al que se añade el de una peculiar chica con una obsesión bastante enfermiza. Algunos de los chavales son fascinantes, como por ejemplo Cassie, esa especie de ángel caído al que han cortado las alas. Es una chica a la que sientes tan terriblemente vulnerable que no quieres que le suceda nada. O Chris, el típico chico fiestero que con las pastillas y el alcohol intenta rellenar un gran vacío que siente.

Mención especial se la merece la banda sonora con una gran cantidad de grupos ingleses y americanos que encajan a la perfección en las escenas en que son incluidas, potenciándolas aún más.

Os recomiendo que le deis una oportunidad.

Puntuación:





Para convenceros os dejo aquí el principio del 1x01 subtitulado en español, una de esas presentaciones de personajes de manual de guionista, que resulta muy efectiva. Aún así, a mi la serie no me enamoró hasta el segundo capítulo, centrado en el personaje de Cassie (ya lo entenderéis cuando la conozcáis).


SECRET DIARY OF A CALL GIRL: Crónica de una prostitua de lujo en Londres


Vistos los tres primeros capítulos de esta serie inglesa, que ha sido comprada por Showtime para ser emitida después de los nuevos episodios de Weeds, puedo decir que me ha gustado. Es un programa ligero, agradable y fácil de ver.

Hanna es una guapa joven que vive en Londres y que podría ser como tantas otras si no fuese porque las noches se transforma en Belle, una prostitua de lujo. La serie gira a su alrededor y a lo largo de los episodios Belle se va dirigiendo a la cámara para explicarnos los pormenores de su trabajo. Hanna es una chica normal, que no ha tenido una infancia problemática ni proviene de una familia conflictiva. Simplemente se topó con este trabajo en el que ganaba mucho dinero y decidió dedicarse a ello. Es una prostitua de nivel y sus clientes no son cualquiera, sino que están escogidos por su "representante".

En la serie vamos viendo por un lado como es el mundo y el trabajo de una prostituta de nivel a la vez que la seguimos en su intento por mantener separada su vida personal de la profesional, algo que le dará más de un dolor de cabeza alguna vez. Y es que como ella misma confiesa, su cliente favorito no es aquel que sea más amable o más educado, sino aquel con el que pueda interpretar un papel completamente opuesto a si misma.

La primera temporada está compuesta por ocho capítulos de 20 minutos de duración. En cada uno de ellos seguimos a la protagonista con un cliente nuevo, pero también conocemos a su familia o al que es su mejor amigo, que desconoce su trabajo. La serie no es una comedia, pero trata el tema de forma ligera, sin cargar las tintas y sin excesivo dramatismo, con algunos toques de humor que relajan la función.

En cierto modo es una serie bastante inocente y optimista. Hannah está contenta con su trabajo y eso nos lo transmite, tiene sus cosas desagradables, pero como cualquier otro. El tratamiento del sexo es bastante deshinibido, pero no se muestra con el fin de provocar, sino de retratar el trabajo de Belle.

La protagonista está intepretada por Billie Pipper, conocida por los fans del Doctor Who, por ser Rose, la primera compañera del Doctor en su nueva etapa. La actriz se distancia del papel de Rose y se nos muestra como una mujer más madura y segura de si misma y muchísimo más sensual. Su interpretación es bastante correcta y es capaz de llevar el peso del show sobre sus hombros sin ningún problema.

Por tanto, Secret Diary of a Call Girl es una serie, que pese a tratar el tema de la prostitución, es bastante ligera, resulta muy fácil de ver, los guiones nos van desgranando la forma de ganarse la vida de la protagonista de forma positiva y con un punto de ironía. No es un programa que pasará a la historia, pero oye, aquí cuando hacen algo de prostitutas les sale Sin tetas no hay paraíso...

TRUE BLOOD 1x00 PreAir


Sin spoilers

Hace unos días se filtró el piloto de esta serie, que en su momento, cuando se anunció su premisa, me resultó bastante llamativa. Posteriormente no tuve muchas más noticias de la serie y no sabía si finalmente la cadena HBO le había dado luz verde. Parece ser que sí.

De primeras True Blood es un proyecto que parece interesante, viene de la mano de Allan Ball, responsable de A dos metros bajo tierra, cuya dos primeras temporadas fueron maravillosas, aunque luego la cosa se le fue un poco de las manos, pero que también cuenta con uno de los mejores series finale que he visto. El otro factor que hacía interesante a este programa, era el canal, HBO. Si bien es cierto, que parece que ahora está un poco de horas bajas, en cuanto a grandes éxitos, es innegable que la calidad sigue siendo una de sus constantes. Y el tercer elemento interesante era que iba a tratar de vampiros. ¿Qué más puedo pedir?

True Blood nos sitúa en un mundo como el nuestro en el que la existencia de los vampiros ha salido a la luz. Buscan integrarse en la sociedad y ahora les resulta más fácil, ya que los japoneses han creado una sangre sintética, True Blood, que cubre todas sus necesidades y que por tanto evita que ya tengan que matar personas. Pese a ello los vampiros son bastante temidos y la convivencia entre personas y vampiros no parece fácil.

La serie parece centrarse en Sookie (Anna Paquin, ganadora de un OSCAR por su papel de niña en El piano e hizo de Pícara en XMEN), una joven camarera de un pequeño pueblo de Louisianna, que tiene la habilidad de escuchar la mente de la gente. Una noche mientras trabaja llega a su restaurante Bill, un vampiro por el que ella rápidamente se siente fascinada y al que ayudará, aunque esto tenga consecuencias imprevisibles.

Junto a la protagonista se mueven una serie de personajes como el hermano de la protagonista un chico muy guapo, egocéntrico y bastante egoísta, el dueño del restaurante, la mejor amiga de Sookie o su abuela.

El problema de este piloto es que no sirve para hacerse una idea de lo que va a ser la serie. Te presenta y define bastante bien a los personajes (aunque tampoco son especialmente interesantes), tanto principales como secundarios. También presenta la situación de los vampiros en ese mundo, como son temidos por algunos y como su sangre es apreciada. Pero tras ver este capítulo sigues sin saber muy bien de que va a ir la serie. No te deja una dirección clara y no sabes que tipo de serie vas a ver. ¿Se centrará en la protagonista y en su relación con el vampiro?¿O la protagonista se convertirá en vampiro y tendrá que aprender a vivir de esa manera?¿Y toda la trama del hermano a donde lleva?¿Qué sentido tiene?

Veré el segundo capítulo cuando se estrene, pero no tanto porque me haya gustado más o menos, sino por ver hacia donde narices se dirige la serie.

Por tanto podría decir que el piloto de True Blood es bastante normal, lo cual resulta decepcionante viniendo de quien viene, y no da una idea muy clara de lo que va a ser esta serie. Las actuaciones son decentes pero para nada excepcionales y la historia por ahora no se ve muy bien que camino va a tomar. Habrá que darle un voto de confianza, aunque no olvidemos que los regresos tras un gran éxito en tv suelen resultar fallidos. Que se lo digan a Aaron Sorkin y su Studio 60 o a Amy Sherman-Palladino y su Jezebel James.

EXTRAS: Alta comedia inglesa

Pese a haber hablado varias veces de ella, tenía pendiente un post sobre esta serie. Como sigo de exámenes (cada vez quedan menos) recupero esta entrada que hice para el blog de tv de Greenshines con motivo de la salida en DVD de la serie en España:


El pasado 14 de Mayo salió en DVD la serie inglesa Extras, emitida en España por La Sexta. Creada por Ricky Gervais, responsable de la versión original inglesa de The Office, cuenta como Andy y Maggie, dos personas un tanto anodinas, se dedican a trabajar como extras en diversas producciones cinematográficas a la espera de conseguir su ansiado salto a la fama.

En su día a día ser irán cruzando con conocidos actores que protagonizan estas películas, como Kate Winslet, Ben Stiller, Orlando Bloom o Daniel Radcliffe, que muestran un lado que para nada nos esperamos de ellos. Extras es una comedia inteligente que habla sobre la fama y sobre el mundo del espectáculo. Pero no se queda ahí en sus reflexiones y arremete contra todo lo que se cruza en su camino: el racismo, la religión, el sexo o la hipocresía.

Lo hace de manera elegante riéndose de la ignorancia de la gente, en situaciones incómodas, como la que se da entre el protagonista y una enferma de parálisis cerebral o con un niño enfermo de cáncer. Extra lleva hasta el límite a sus personajes en situaciones humillantes y en muchos casos absurdas, que te hacen sentir vergüenza ajena a la vez que te retuerces de la risa.

Al ser un programa inglés de la BBC (coproducido por HBO) está formado por dos temporadas cortas, de tan solo seis episodios, más un especial de Navidad de hora y media que sirve de conclusión para la serie. Muchas veces es preferible pocos capítulos, ya que de esa manera se evita un nivel irregular y se consigue mantener el listón muy alto a lo largo de toda la serie.

El trabajo de los actores es impecable, tanto Ricky Gervais, como Andy Millman en su eterna búsqueda de una frase y con sus caras de póker ante las excentricidades de los famosos. También Ashley Jensen, como Maggie, amiga del protagonista que borda su papel de mujer inocente y un poco corta de miras. Junto a ellos encontramos al representante de Andy, todo un personaje que solo busca promocionar a su otro cliente, Barry, un actor que dejo EastEnders porque no le concedieron la subida de sueldo que pidió.

Por tanto Extras, ganadora de un Globo de Oro como mejor comedia, es una gran serie que a la vez que te divierta te hace reflexionar. Repleta de momentos muy divertidos, sus capítulos de media hora se ven volando. Además en Junio se editará la segunda temporada, igual de divertida, en la que el protagonista consigue el éxito profesional al que aspira.

BATTLESTAR GALACTICA 4x10 Revelations

Esta entrada va a tratar sobre el 4x10 de Battlestar Galactica, por lo que si no has visto aún el capítulo, no la leas, ya que va a estar repleta de spoiler.


Al terminar el episodio, me han venido a la mente dos pensamientos, por un lado un OMFG y por otro un ¡Lo sabía!, pero aún así, que se confirmase lo que me imaginaba no ha restado impacto a la revelación. Pero vayamos por partes.

El capítulo ha tenido todo lo que se podía pedir, por un lado se llega finalmente al clímax de los cuatro cylons, D'Anna ya está despierta y los va a identificar. Pero jugará sucio y querrá quedarse con ellos y la mejor manera es esperar a que ellos mismos confiesen. La primera en hacerlo es Tory, que cada vez me da más miedo. Posteriormente lo hará Tigh al confesárselo a Adama, en una escena impresionante, tanto la de la revelación, como la posterior reacción del almirante. Tras ellos terminarán por caer Tyrol y Sanders.
La situación se pone tensa y entonces Kara descubre de que manera los cuatro cylon conocen el camino a la Tierra y negociarán con D'Anna para que vayan todos juntos.

Y aquí es cuando nos dejan con la boca abierta y es que encuentran La Tierra. O_O En cierto modo me ha recordado a Perdidos, que en el final de esta temporada, sucedía lo que todos pensaban que iba a ocurrir al final de la serie. Aquí ha sucedido lo mismo, el ansiado encuentro de la Tierra ha ocurrido 10 capítulos antes de lo esperado. Bien, podría haber sido el final de la serie.

Pero cuando llegan a la Tierra se encuentran que no es lo esperado y de repente la frase "Todo esto ha ocurrido antes y volverá a ocurrir" recobra completamente el sentido. Nos encontramos con una tierra devastada que no es el dulce hogar que todos esperaban encontrar (que por cierto, parecía Nueva York).

Ahora las incógnitas se multiplican ¿Qué ha sucedido en la Tierra? ¿Qué diferencia a los cinco cylons del resto y porqué ellos indicaban el camino? ¿Qué pasará cuando los cylons que no están aliados con los humanos los encuentren?¿Quién narices es el quinto cylon?¿De dónde ha salido el viper de Starbuck? ¿Cómo van a afectar las revelaciones de este capítulo a los diferentes personajes?

El capítulo ha sido el mejor de la temporada, con escenas impactantes, momentos que me han puesto los pelos de punta y un nudo en la garganta, revelaciones dolorosas y unos últimos diez minutos impresionantes. Lo malo, que ahora habrá que esperar hasta el 2009.

PD: Por cierto, no hay que olvidarse que Kara llevará a la destrucción a la humanidad...

THE SHIELD: Una gran serie poco conocida

Como ahora no tengo mucho tiempo, por esto de los exámenes recupero esta entrada que realicé en su día para el blog de tv de Greenshines.

The Shield es una de esas series que han pasado por España sin apenas repercusión, pese a su elevada calidad. Este policiaco comenzó su andadura en marzo de 2002 para el canal por cable norteamericano FX. Desde el primer episodio quedaba muy claro que esta no era una serie normal y corriente. Iba a marcar un punto de inflexión, junto a otras como Los Soprano o A dos metros bajo tierra, en lo que se consideraba hasta el momento televisión.

El primer capítulo de esta serie creada por Shawn Ryan, responsable también de The Unit, se alejaba de lo que se esperaba de cualquier policiaco hasta el momento. Se nos presentaba a un grupo de policías en una comisaría de una zona conflictiva de Los Ángeles. El detective Vic MacKey, interpretado por Michael Chiklis, era el líder de una peculiar unidad de élite que se toma la justicia por su mano. Cruzando los límites marcados por la ley, buscarán implantar el orden de una manera poco ortodoxa, a través de la violencia y la extorsión, a la vez que aprovechan para robar y traficar con drogas.

Junto a ellos encontramos a otros policías como son Dutch Wagenback obsesionado con los asesinos en serie, el oficial Julien Lowe que no acepta bien su homosexualidad por culpa de sus creencias religiosas o el capitán David Azeveda, el principal oponente de Vic Mackey que busca destaparle para conseguir ascender políticamente.

The Shield es una serie compleja, alejada de maniqueísmos donde no hay malos ni buenos. Sino decisiones con consecuencias acertadas o equivocadas. Los personajes cruzan la barrera de lo que está permitido para conseguir mantener el orden. En todo momento se plantea la pregunta de si el fin justifica los medios. Lo que lleva a una mayor implicación por parte del espectador, que es llevado a preguntarse hasta qué punto son tolerables las acciones de Vic Mackey y su equipo.

Los actores cumplen su función perfectamente. Michael Chiklis se hizo con el Emmy al mejor papel protagonista por este papel, algo completamente inesperado teniendo en cuenta el tipo de personaje que es. Por la serie también ha pasado Glenn Close, antes de protagonizar Daños y perjuicios (Damages), participación que se vio compensada con numerosas nominaciones.

La serie estaba a la espera de estrenar su séptima y última temporada en Abril, pero por culpa de la huelga estos episodios se retrasarán hasta Septiembre. En España se ha podido ver en diferentes cadenas autonómicas. Pero la mejor manera para disfrutar de ella es adquirirla en Dvd, en unas ediciones cuidadas, con bastantes extras y que cuentan con un precio muy ajustado. Hasta el momento se encuentra editada hasta la quinta temporada.

The Shield es una serie oscura, muy entretenida y cuya mayor virtud es el alto nivel que ha conseguido mantener a lo largo de sus seis años, sin decaer en ningún momento. Un programa que no debía haber pasado tan desapercibido y que ahora tenéis la oportunidad de recuperar en Dvd.

Una de villanos

Un héroe es tan grande como se lo permite el villano con el que se enfrenta, cuanto más malvado y retorcido sea más valor tendrá el protagonista cuando le venza, esto es una regla básica a la hora de crear una historia. El problema está cuando el villano termina por resultar mucho más atractivo que el héroe, debido en gran medida a personalidades mucho más interesantes, que si cuentan con algo de humanidad hará que el espectador conecte con ellos más fácilmente que con un héroe moralmente íntegro.

A un buen villano lo vamos a amar con locura o lo vamos a odiar con todas nuestras fuerzas, dependerá del estilo.

Aquellos que vamos a odiar normalmente son repulsivos, físicamente o psicológicamente, son malvados y no hay vuelta de hoja, cuanto mejor le salgan las cosas y más maldades cometan más querremos verles desaparecer. Será un buen revulsivo para nuestros protagonistas que tendrán las cosas aún más difíciles, pero hay que tener cuidado con este tipo de malos ya que una presencia excesiva puede llevar a que abandonemos la serie, por la frustración o el odio que le tenemos. Según he leído un buen ejemplo de este personaje sería el interpretado por Michelle Trachtenberg en Gossip Girl, era malvada, el espectador la odiaba pero no le agradaba la idea de que continuase en una segunda temporada. Por mi parte, creo que uno de los villanos que más he odiado fue el de la quinta temporada de 24 SPOILER ese presidente tan débil cometiendo maldades y pareciendo que iba a salir indemne FIN SPOILER. Me encantó, pero en cierto modo no lo soportaba, no quería que saliese en pantalla porque lo odiaba tanto (uno, que se involucra mucho con las series que ve) que me entraban ganas de tirarle la zapatilla a la tv.

Por otro lado están los villanos que amamos, son aquellos que cuentan con una personalidad retorcida, pero en los que hay un atisbo de humanidad, e incluso de redención. Normalmente son seres golpeados por la vida, cuyas circunstancias los han llevado a ser así. Son malos, pero en cierto modo no es por culpa suya. Con ellos conectamos más, quizás porque empatizamos con su lado oscuro, con eso que en algún momento nos gustaría ser, porque reconozcámoslo, ser malo es mucho mejor.

Pero si hay algo por lo que siento una gran debilidad es por una villana. Para mí no hay nada mejor que encontrarme en una serie con una mujer malvada, que si lo unimos a una heroína sufridora tipo Sidney Bristow, nos pueden dar momentos geniales (esa pelea entre Sydney y el clon de su amiga al final de la segunda temporada es, simplemente memorable). Una buena villana hará uso de su sexualidad para conseguir sus propósitos, manipulará y conspirará siempre que tenga oportunidad, pero como estamos en el siglo XXI, también tendrá un buen derechazo y sabrá sacarse las castañas del fuego ella solita. Una buena villana hará la vida imposible de todos los que le rodean sin que estos apenas tengan tiempo para reaccionar. Aunque por desgracia, terminarán por sucumbir a sus ambiciones.

Ahora voy a hacer un pequeño listado de algunos villanos televisivos que me encantan (no están todos los que son, pero si lo son todos los que están):

Glory: Apareció en la quinta temporada de Buffy. Era invencible porque era una diosa y resultaba terriblemente irritante, queríamos verla desaparecer, que llegase Buffy y la diese una paliza que la devolviese de nuevo a su dimensión. Pero cada vez que se encontraban era la cazavampiros la que terminaba saliendo herida. No parecía que hubiese una manera posible de matarla. Además siempre estaba rodeada de un séquito de asquerosas criaturas que resaltaban su carácter caprichoso y cambiante (algunos adjetivos que añadían antes de su nombre eran tronchantes). Fue una villana, de la categoría de odiables, perfecta para una de las mejores temporadas de esa serie.

Anna Espinosa: No sale mucho en ALIAS, pero siempre que lo hace Sydney se las ve difícil para salir airosa de la situación. Es sexy, es fuerte, es inteligente y no tiene escrúpulos. Si a esto le añadimos que tenía una fijación por Sydney, cada aparición suya prometía muy buenos momentos. Esta relación de amor/odio llegó a su clímax en la quinta temporada cuando Anna Espinosa termina por suplantar a nuestra protagonista y se lleva a Vaughn ¿Acaso alguien no aplaudió cuando finalmente la matan?

Angelus: En Buffy, hasta la segunda temporada, el personaje de Ángel solo aparecía para avisar de algún peligro a la cazavampiros y luego desaparecer, pero cuando tras esa noche de sexo se despierta Angelus, descubrimos todo el potencial escondido en David Boreanaz. Angelus es malvado, atractivo, refinado y cruel (mucho). Cada escena en la que aparecía el listón de la serie subía, si no fuese porque tenía a Drusilla al lado. Y es que el Buffyverso nos ha dado algunos de los mejores villanos de la historia de la tv (Dark Willow, Darla, El alcalde, Faith), pero creo que esto lo dejaré para otro post.

Dina Araz: Este personaje apareció durante la primera mitad de la cuarta temporada de 24. No es la más mala pero a mí me cautivó, convirtiéndose en uno de mis villanos favoritos de esta serie. Esto es debido en gran medida a la colosal interpretación de Shohreh Aghdashloo (a quien también se puede ver en la película Casa de arena y niebla) como madre de una familia de terroristas suicidas. Esa mirada dura y sobre todo, esa voz tan grave me encantaron.

Atia de los Julios (Roma): ¿Cómo no iba a aparecer por aquí una de las mejores malas que ha dado la televisión en estos últimos años? Atia es manipuladora, retorcida, sexual, ambiciosa y hermosa. Es mujer en un mundo gobernado por hombres, pero ella no se resigna y busca conseguir el poder a su manera. Es taimada, orgullosa y cruel si es necesario. Pero en el fondo es una mujer que busca un lugar para los suyos. Sus enfrentamientos con Servilia nos han dado algunos de los mejores momentos de Roma, en una batalla sucia como pocas en la que solo la mejor iba a sobrevivir. Y es que su personaje queda perfectamente definido en la escena final de la serie en la que se adelanta a Livia, esposa de Octavio, demostrando quién es la más grande.

El fumador (Expediente X): Debido a que la conspiración se le fue de las manos a los guionistas, nunca llegué a enterarme de todo, pero este hombre, que siempre estaba sentado en la esquina de un despacho fumando como un carretero resultaba inquietante. Sabías que podía mover los hilos que el quisiese y disponer de tu vida como de un juguete (como bien hace con Scully y la cura de su cáncer).

Número 6 (Battlestar Galactica): Es cierto que la serie ha dado muchas vueltas y ya no tenemos muy claro quien es bueno y quien malo aquí. Pero yo me remonto a la primera número 6, a esa que se aparece en la cabeza de Baltar, enfundada en un vestido rojo y susurrando al oído. Es el prototipo perfecto de femme fatale, sensual, fría y con intenciones muy poco claras (además de con ese fanatismo religioso que la hace aún más fascinante).

Sylar: empezó como un personaje muy secundario y pronto fue ganando en importancia y en atractivo. Es el tipo de malo que en el fondo lo único que busca es ser querido por los demás, y que como no lo consigue busca un gran poder para dominar a los demás. A ver si en la tercera temporada de Héroes, que se llamará Villanos, consiguen arreglar el desaguisado de la segunda y aprovechar a este personaje.

Dalek: No podían faltar, el Doctor siempre los vence y ellos vuelven a aparecer con su insoportable e irritante: "Exterminate".


EDITO: Irina Derevko (ALIAS): ¿Cómo podía olvidarme de ella, la number one? Merezco ser obligado a ver las siete temporadas de Los Serrano seguidas... Ella es la mejor mala que ha dado la televisión. Su personaje es impresionante, nunca sabes cuando dice la verdad, sabes que es una mentirosa consumada y aún así la crees para luego verte traiccionado por ella. Tiene muchísima presencia en pantalla (pese a sus años, me tenía enamorado) y el tour de force emocional que se trae con su hija no tiene precio. Todos sabemos que ella mirará primero por si misma y después por el resto, pero como bien dice Tonto haremos como que ese final de serie no existe y seguiremos creyendo que en el fondo, muy en el fondo (pero mucho, mucho) era buena persona y quería a su hija.

Estos son algunos ejemplos, me dejo muchísimos en el tintero, pero no quiero eternizar el post. Además, hay que tener en cuenta la tendencia actual de convertir directamente al villano en el protagonista de la función, como ocurre por ejemplo en Dexter. Ahora solo queda que vayáis comentando cuales son vuestros villanos televisivos favoritos.

PD: Muchas gracias por los comentarios positivos por el cambio de plantilla. Pero es que a lo tonto llevo más de dos años con el blog y quería darle otro lavado de cara (creo que es el cuarto diseño que utilizo desde que comencé). El problema es que por ahora, no funciona del todo bien y a veces no aparece el icono de comentario, ni la fecha del post. A ver si soy capaz de solucionarlo, aunque no tengo muchas esperanzas…

ARRESTED DEVELOPMENT: Una comedia imprescindible


Últimamente, tras ver las series que sigo y más concretamente las comedias a las que me he enganchado, me estoy dando cuenta de que mi sentido del humor ha cambiado. Ya no es el mismo. Antes me podía divertía un humor bastante convencional, y me lo pasaba genial con las sitcom que ponían en Canal + como De repente Susan, Dame un respiro o Friends. Es más, por norma general prefería ver un buen drama a una buena comedia. Siempre he pensado que un drama también sirve para desconectar, sufres las desgracias de otros y de paso te sirven para exorcizar tus propias penas.

Pero desde el verano pasado me he ido acercando a un tipo de comedia que no creía que me iba a gustar, esto comenzó con la británica Little Britain, tan absurda como divertida. Si bien he de reconocer que al principio me cansaba, poco a poco fui cogiendo carrerilla y me vi toda la serie. Tras esto encadené con Padre de Familia, que hasta el momento nunca me había gustado y le encontré la gracia. Pese a ser terriblemente repetitiva, su humor absurdo empezó a gustarme. A estas series le seguirían otras como The Office, que eleva el concepto vergüenza ajena a un nuevo nivel, al igual que Extras. Y tras eso llegó 30 Rock, que si bien al principio no me pareció nada de otro mundo, sus últimos capítulos habían dado un giro al absurdo que me encantó. Esto, unido al peculiar humor de Doctor Who me terminaron por llevar hasta la que se ha convertido en una de mis comedias favoritas: Arrested Development.

Comencé a ver esta serie hace casi un año, pero no me apasionó especialmente. Supongo que no estaba preparado para asimilar tal cantidad de chistes y situaciones pasadas de rosca y la dejé olvidada. Hasta que llegaron las season finales de esta temporada que me dejaron huérfanos de buena comedia. Decidí darle una segunda oportunidad y cuanto me alegra haberlo hecho.

Para quien no conozca la serie, Arrested Development cuenta, con un tono de falso documental, como la vida de la familia Bluth da un giro cuando su patriarca es encarcelado por malversación de fondos. De repente se encuentran con que la empresa entra en quiebra y que nadie puede mantener el elevado nivel de vida que llevaban hasta entonces. Para poder hacer frente a la situación Michael, el único responsable de la familia se hace cargo de la empresa y todos los hermanos se van a vivir a la casa piloto de su empresa. El problema está en que todos ellos son muy particulares: Lindsey (Portia deRossi) solo se dedica a ir a actos benéficos de los que puede sacar partido, a su vez, está casada con Tobias, un hombre que es un tanto gay pero que no parece haberse dado cuenta. Ambos tienen una hija que sigue los pasos de la madre y de la que se ha enamorado su primo George Michael (Michael Cera). También está Gob (Will Arnett), un vividor y pésimo aspirante a mago, Buster, que con 30 años sigue pegado a las faldas de Lucille, la matriarca de los Bluth.

Los capítulos tienen una duración de 20 minutos y no cuentan con risas de fondo, ya que está grabada como si de un falso documental se tratase. En ellos vemos como la familia Bluth se enfrenta a su nueva situación de la manera más equivocada y absurda posible. Todo comienza con una tontería que se va haciendo cada vez más grande hasta que explota al final del episodio. Al principio hay que hacerse con el tono de la serie, pero una vez entras en su dinámica se disfruta como pocas. Los chistes y gags son constantes y a diferentes niveles, desde el humor más físico, hasta esos silencios de los que The Office es especialista, siendo una de esas pocas comedias de la que se pueden sacar cosas nuevas en un segundo visionado.

Los actores están impecables y cuentan con apariciones especiales realmente divertidas, como Liza Minelli o Julia Louis-Dreyfus. Los guiones son perfectos, no falta ni sobra nada. Y mención especial se la merecen los "En el próximo capítulo de Arrested Development" donde vemos falsos avances del siguiente episodio.

Solo me queda recomendárosla insistentemente, sobre todo si sois fans de 30 Rock o The Office, series en las que se nota la huella de Arrested Development. Lo único malo, es que como buena serie de culto, la audiencia no acompañó y pese a su calidad (ganó el Emmy a Mejor Comedia) aguantó dos temporadas en FOX para dar el salto al canal por cable FX, en el que se vería su última temporada de 13 episodios. Ahora se rumorea que la serie puede volver para una película de cine. Esto sería una buena noticia, porque la familia Bluth siempre será bienvenida.