Series Tv

Voy a aprovechar ahora, para comentar algunas cosillas que se me han ido pasando por la cabeza esta semana:

- El martes por la noche haciendo zapping me encontré con Queer as folk en Cuatro. El doblaje me pareció pésimo y la serie me sigue pareciendo mala. En su momento, hará dos años me interesé por ella, debido a lo que había leido por internet. Me hice la idea de que era una serie de calidad que trataba sin tapujos ciertos temas y que estaba protagonizada por gays. Como en esos momentos no tenía ADSL me fui directo a eBay y me hice con las tres primeras temporadas en una edición china que incluía doblaje en español neutro. La primera temporada es la más larga contando con unos veinte capítulos y resultó decepcionante. Cuenta con buena música y está cuidada visualmente pero los personajes y las situaciones son demasiado estereotipadas. Además de que casi ningun personaje me resultaba interesante. Brian, el protagonista, me caía antipático, Justin, el adolescente, era insoportable y el resto me eran indiferentes. Las tramas no enganchaban y los personajes no evolucionaban. En algún momento las cosas parecen que van a cambiar para luego seguir igual. Comencé con la segunda temporada y me terminé por aburrir. A ver si la retomo algún día, aunque solo sea porque me costaron mis euros. En definitiva, con las buenas series que hay ahora, Queer as folk no es una que me merezca la pena seguir.

- En su momento me vi el final de Mujeres Desesperadas nada más emitirlo en EEUU, pero se me pasó el comentarlo. El pasado martes lo emitieron en España. Me pareció un final aburridillo, despue´s de que el penúltimo episodio fuese tan intenso y a mi parecer uno de los mejores de la serie, el episodio final resultó decepcionante, al igual que el conjunto de la segunda temporada. Le faltó fuerza e intriga, el misterio del año no era especialmente interesante y los giros que dan las vidas de las protagonistas no me parecieron del todo acertados, como en el caso de Lynette o el eterno tira y afloja entre Susan y Mike que va camino de convertirse en algo parecido a Belen y Emilio de ANHQV, por eso de ahora estamos bien, ahora no. Esperemos que todo esto haya sido por un exceso de confianza y en la tercera temporada vuelva a retomar el buen camino. Marc Cherry ha prometido volver a los orígenes con más comedia y más escenas de todas las desesperadas juntas. Por lo que ya se sabe, la nueva temporada comenzará seis meses después del final con una boda y según parece a la mitad morirá algun protagonista... miedo me da.

- Ya terminé la primera temporada de Stargate Atlantis. Me reafirmo en lo que dije en su momento. Cuenta con personajes a los que se llega a coger cariño, algunos de ellos por excéntricos, como es el caso de Rodney, o por típicos, como Sheppard, paradigma del héroe de acción: socarrón, altruista, atractivo… Tiene una historia central interesante, unos malos con mucho carisma, una mitología propia que no hace necesario seguir la serie original (bueno, hasta que llega el último episodio) y por ahora no han entrado en la tensión sexual entre Sheppard y Teyla, aunque eso es cuestión de tiempo. Por otro lado, sigue teniendo diálogos, en algunos casos, malísimos por lo típicos y tópicos que son y luego está ese final de temporada que no me convence. Lo resumiría con el término técnico: Deus ex machina.

-¿Se ha terminado Aquí no hay quien viva? Al menos el último episodio da a entender eso. Ya había leido que Telecinco se había echo con parte de la productora de esta serie y que le exigía exclusividad. Pues sería un palo muy fuerte sin finalmente Antena 3 no contase esta temporada con su serie estrella, porque no se yo si Manos a la obra o la serie de Ana Obregón van a dar mucha audiencia. Como episodio final ha sido normalito y han resuelto bien el que hacer con los personajes. Quizás sea bueno que termine, porque la serie, pese a haber remontado en la última temporada, iba camino de quemarse, entre otras cosas por no hacer avanzar a sus personajes y por repetirse. En el caso en que finalmente continúe, necesitará renovarse

- Me he reenganchado a Anatomía de Grey, pero la sigo a mi ritmo en el ordenador. Por lo que voy viendo, la gracia está en que es un culebrón, al igual que lo era Dawson Crece, solo que aquí está ambientado en un hospital en el que los internos se lían con sus jefes, o con sus compañeros y aparecen por sorpresa las exmujeres. Algo que últimamente se va volviendo habitual en las series de médicos, vease House. No parece que haya mucha complicación para irse cambiando de hospital para seguir a tu ex marido.

- Que serie más mala que es Embrujadas (tenía que decirlo).

- El estreno de la temporada que viene que más me llama la atención es Heroes. Os dejo el link a este blog sobre la serie. Echadle un vistazo al trailer, a mi me sorprendió, me esperaba algo más cutre. Ahora esperar que no decepcione y que no la cancelen como me hicieron con Surface.

- Echo de menos Veronica Mars, quiero ver nuevos capítulos y aún faltan dos meses.

Silent Hill


Al fin vi la película de Silent Hill. Tras los trailers, tenía la esperanza de que este film no fuese una adaptación tan pésima del videojuego como lo fue Resident Evil. Y puedo decir que en cierta manera supera a esa película. Pero hay que ir por partes. Si se la analiza en relación al videojuego, Silent Hill mantiene la misma atmósfera, inquietante al principio, aterradora posteriormente, que tan bien conseguía la versión de Play Station. El esquema de la historia es similar, una mujer que pierde a su hija en Silent Hill y decide ir a buscarla encontrandose un pueblo sumido en la niebla, en el cual no cesa de caer ceniza del cielo, pero esto es tan solo la cara amable del lugar, porque cuando finalmente llega la oscuridad, lo que se descubre es algo mucho más aterrador, el infierno.

Pero si Silent Hill, se analiza unicamente como película, no sale muy bien parada. Visualmente tiene muchísima fuerza, recreando ese universo tan inquietante y malsano, pero a la hora de crear personajes coherentes falla de manera estrepitosa, como por ejemplo el caso de la policía que en ningún momento sabemos porque está allí o porque ayuda a la protagonista. Con la trama ocurre lo mismo, conforme se va desenvolviendo, la película se va torciendo, terminando por no tener mucho sentido y decepcionando, después de un inicio tan prometedor. A esto hay que añadir la sensación, en algunas partes, de no estar viendo una película, sino a alguien jugando al videojuego.

En conclusión, una película para fans del juego que quieran verlo adaptado a la pantalla grande, en la que destaca sobresalientemente su dirección artística, con un guión que se tuerce a la mitad del film y que en algún que otro momento resulta un tanto confuso, con algunas escenas de una violencia impactante y pocos sustos.

Ya estoy de vuelta

Ya regresé de mi interrail. Fue un viaje genial con alguna que otra sorpresa inesperada (como perder mi pasaporte el primer día de viaje teniendo el DNI caducado), que nos ha llevado por Florencia, Venecia, Pompeya, Roma, Atenas y Estambul entre otras. Con muchos trayectos de larga duración, como fue por ejemplo el recorrido de Corfu hasta Estambul, que tardamos mas de día y medio entre trenes, ferrys y autobuses.

Ahora que he regresado a ver si me pongo al día en mis aficiones. Ya de primera me estoy descargando los episodios que me he perdido de Anatomia de Grey (me voy justo cuando comienza la segunda temporada, mira que es mala suerte), seguiré con Stargate Atlantis y a ver si la semana que viene me paso por el cine a echarle un ojo a Las colinas tienen ojos.

About Buffy

El otro día quedé con una amiga que va viendo Buffy al ritmo con el que le voy dejando los DVDs y decidimos pasar una noche friki, viendo la segunda mitad de la quinta temporada, que conformaban una serie de episodios trepidantes con una pausa en medio formada por "El cuerpo" y "Para siempre".

Tras volver a ver estos capítulos me reafirmo en mi idea sobre la calidad de esta serie. Irregular, es cierto, pero cuando quiere llega muy alto. Los capítulos que vi, cuentan como Glory, la diosa desterrada de otra dimensión hace lo posible por conseguir la Llave, que ha tomado la forma humana de Dawn, la hermana de Buffy. El enfrentamiento final traerá consecuencias inesperadas e impactantes. Pero no hay que olvidar que Buffy realmente es una metáfora, que en esta temporada, especialmente, versa sobre la familia, a parte del tema general de la serie que es crecer y convertirse en adulto.

Durante estos episodios lo más importante y que mayor relevancia toma en la vida de Buffy es su madre, por la enfermedada que sufre y su hermana a la que va a proteger por encima de todas las cosas. El resto está subordinado a ello, como ocurre en su relación con Riley al que va dejando de lado y que terminará por desaparecer.
Pero el mayor golpe vendrá en el episodio de El cuerpo. Mítico dentro de lo que es esta serie, y una clara demostración, ya no solo de Buffy, sino de la televisión en general que es capaz de llegar muy alto y equipararse al cine.
Durante los cuarenta minutos que dura ese capítulo asistimos a los momentos posteriores al fallecimiento de la madre de Buffy, desde que la encuentra muerta en el sofá, hasta que sus amigos se reunen con ella en el depósito de cadáveres. El episodio es un compendio de las reacciones habituales ante la muerte de un ser querido. En el primer acto Buffy la encuentra muerta, no sabe como reaccionar, toda su fuerza y determinación desaparecen, ahora tan solo es una joven que no sabe que hacer, la vemos llamar a Emergencias y como intenta reanimarla sin éxito, como espera a la ambulancia y como, al igual que cualquiera en la misma situación se imagina que de repente todo se arreglará de manera mágica para volver a la cruda realidad. Esta primera parte termina con el grito de ella a Giles diciendo que no debe mover el cadáver, se sorprende y se asusta, ha dicho cadáver, ya no es su madre, ya no está allí.
En el segundo acto vemos a Dawn, hermana de la protagonista, en el instituto y como Buffy ha de darle la mala noticia, en una escena genialmente rodada.
En la tercera parte vemos a los amigos donde se despliega de nuevo todo un abanico de reacciones propias de esta situación, desde la frustración hasta el no comprender y no saber como actuar ante una muerte.
La última parte nos muestra como la pandilla se reune con Buffy y su hermana en el depósito, los abrazos, los silencios incómodos que concluyen con la imagen de Dawn ante el cadáver de su madre después de que Buffy haya tenido que matar a un vampiro.
Este episodio resulta angustiante e impactante, a lo que contribuyen la ausencia de música durante sus cuarenta minutos y la imagen del cadáver de la madre cada vez que se iniciaba un acto. Es el mejor capítulo de la temporada y uno de los mejores de la serie junto al musical o Inocencia. Es un episodio honesto, te muestra el momento después a la muerte pero sin dramatismos exagerados, sino con un realismo asfixiante.

El episodio siguiente "Para siempre" también me gustó mucho, sin llegar al nivel del anterior y con un tono más fantástico se nos habla de como continuar la vida cuando esa persona falta y sobre todo de aceptar que finalmente esa persona se ha ido, y que el dolor terminará cuando quien no está pase a formar parte de nosotros en nuestro corazón.

Tras este pequeño parón, la serie regresa con el argumento de la temporada en un tour de force final que no es perfecto por culpa de su penúltimo episodio que echa al traste el magnífico ritmo que llevaba. Buffy comprende que ella es lo único que le queda a Dawn y luchará por salvarla hasta que en el último episodio le entregue el regalo del que le habló la Primera Cazadora.

También en estos últimos episodios vemos retazos de lo que será la mejor tanda de capítulos de la serie, la Sexta Temporada, donde el Big Bad será la vida misma, los personajes tomarán las decisiones equivocadas y todos ellos terminarán por tocar fondo.

Mañana a las siete de la mañana salgo hacia Roma para inciar mi Interrail durante los siguientes 18 días, por lo que lógicamente no actualizaré el blog, pero cuando vuelva me pondré las pilas, porque esta semana he estado muy vago (basicamente, no he hecho NADA)